Público
Público

Bruselas cree que un rescate de Italia y España "no estaría justificado"

El comisario europeo de Economía cree que la presión de los mercados  sobre la deuda "no es comprensible"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bruselas aprieta pero no ahoga a España. En un intento por aliviar a España e Italia del acoso y los ataques de los mercados que están sufriendo, la Unión Europea ha salido este viernes en defensa de las economías de ambos países.

El comisario europeo de Economía y Asuntos Monetario, Olli Rehn, ha descartado que España e Italia pudieran necesitar un rescate de la Unión Europea, ya que 'no estaría justificado' ante las medidas adoptadas.

'No, no creo que España e Italia vayan a necesitar un programa especial porque las bases de sus economías no lo justifican', ha señalado Rehn en rueda de prensa.

Rehn también ha defendido a España e Italia de la presión de los mercados financieros sobre la deuda. 'No es comprensible', ha afirmado.Así, Rehn recalcó que la inquietud de los mercados financieros no se justifica exclusivamente por hechos económicos, porque las bases de ambos países no han cambiado 'de la noche a la mañana', e incidió en que las dos economías se han comprometido a adoptar medidas 'muy ambiciosas de consolidación fiscal' que ya están poniendo en práctica.

En este sentido, ha subrayado que ambos países se encuentran en vías de cumplir los objetivos marcados en política fiscal.

'España ha realizado grandes progresos'

No obstante, en el caso de España, el comisario europeo ha insistido en la necesidad de continuar 'firmemente' y concluir la reestructuración del sistema financiero, así como las reformas estructurales del mercado laboral. Además, ha recordado a España que la implementación de las medidas adoptadas es 'crucial y crítica'.

Por último, respecto a España, destacó que el país ha realizado 'grandes progresos' en lo que se refiere a consolidación fiscal, reestructuración del sector bancario y reformas del mercado laboral y de productos, pero incidió en que su implementación es 'crucial y crítica'.

Las declaraciones de Rehn llegan después de que Trichet no aclarara ayer si el BCE compraría deuda, lo que provocó el hundimiento de las principales bolsas, incluídas la española e italiana.