Publicado: 02.07.2012 19:17 |Actualizado: 02.07.2012 19:17

Bruselas denuncia la precariedad laboral de los becarios en España

Un informe publicado por la Comisión Europea advierte de que la efectividad de las becas es baja, pues "casi nunca" redundan en un empleo para los jóvenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un informe publicado hoy por la Comisión Europea (CE) advierte sobre la precaria situación de los becarios que realizan prácticas sin convenio en España, debido a la falta de control legal, y recomienda que se mejoren sus condiciones laborales respecto a horarios y salarios. En España, las prácticas carecen de "límites legislativos claros", una flexibilidad que permite que las becas sean la principal puerta de entrada al mundo laboral de los jóvenes, aunque su efectividad sea baja y "casi nunca resulten en un empleo".

Sin embargo, esta falta de control legal deja espacio a los abusos, especialmente en aquellas becas que no están reguladas por algún tipo de convenio. "El mayor problema en España es el uso de las prácticas de una manera ilegal, incluso al margen de los requerimientos mínimos legales", subraya el texto.

El informe recoge las críticas de los sindicatos a la utilización de becarios para reemplazar a empleados y apunta al fenómeno cada vez más extendido de encadenar prácticas para aumentar la experiencia laboral, mientras se busca un trabajo. Esta situación preocupa a los expertos europeos porque deja margen a "prácticas cuestionables por parte de los empleadores" y a que se abuse de los becarios, especialmente de aquellos jóvenes sin convenio, los más vulnerables.

El documento considera que esta situación ha contribuido a crear un doble mercado laboral para los jóvenes, en el que muchos de estos se ven "atrapados en una serie sin fin de prácticas y trabajos precarios". El estudio recalca que las inspecciones del Ministerio de Trabajo para controlar esta situación son insuficientes.

Los expertos europeos recomiendan que España defina las características de las prácticas y mejore las condiciones laborales de los becarios, que "a menudo son extremadamente flexibles -en horas de trabajo, vacaciones, bajas- y no compatibles con las condiciones marcadas por el Estatuto de los Trabajadores". Otro de los puntos críticos son los salarios, que "suelen ser insuficientes comparados con la carga de trabajo", así como el límite de duración de las prácticas.

Una de las claves es, según el informe, prevenir el uso de becas sin convenio, pero manteniendo una cierta flexibilidad que permita la entrada de los jóvenes al mundo laboral. A la vista de este documento, la Comisión Europea advirtió hoy en un comunicado de que las prácticas y los periodos de aprendizaje en empresas son útiles, pero deben ser mejorados para adaptarse mejor a las necesidades del mercado laboral y para ofrecer más garantías a los jóvenes.

El texto también alerta sobre el "desempleo masivo" que sufren los jóvenes en España y su mayor vulnerabilidad al deterioro del mercado laboral, que se caracteriza por altos niveles de contratos a tiempo parcial y temporales, salarios bajos, trabajo en negro y horas extra que no son pagadas.

Indica que la flexibilización del mercado laboral ha afectado especialmente a los jóvenes, de modo que, mientras que los empleados más antiguos están "altamente protegidos", los nuevos afrontan una creciente situación de trabajo inestable. Este estudio y un segundo similar también publicado hoy serán la base para la preparación de dos iniciativas que el Ejecutivo comunitario presentará a finales de este año que buscan mejorar la tasa de empleo de los jóvenes y la calidad de las prácticas.