Público
Público

Bruselas está dispuesta a conceder otra prórroga a España con el déficit

Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos, ve signos de estabilización pero exige a Rajoy seguir con los ajustes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicepresidente económico de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, dejó este viernes la puerta abierta a conceder otra prórroga a España para lograr su objetivo de reducción de déficit después de que el próximo 22 de febrero se hagan públicas las previsiones macroeconómicas de los países europeos.

Rehn, durante un encuentro con la prensa en Bruselas, indicó que después de que se conozcan los últimos datos macroeconómicos del cuarto trimestre de 2012, la Comisión Europea podrá estimar 'dónde se encuentran los Estados miembros respecto a los resultados presupuestarios del año pasado'.

Agregó que a partir de ese momento se podrá establecer una estimación más adecuada del crecimiento para 2013 y 2014. 'Entonces podremos juzgar mejor qué tipo de recomendación política, en línea con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (que establece el límite del déficit público en el 3 % del PIB) y cuál es su aplicación más inteligente para los Veintisiete, incluida España', señaló durante el encuentro organizado por el European Policy Center (EPC) de Bruselas.

Las previsiones macroeconómicas que publica periódicamente la Comisión permitirán al Ejecutivo comunitario juzgar si España y el resto de los países 'han tomado medidas eficaces en el marco del procedimiento por déficit excesivo', indicó el también comisario de Finanzas.

'Nuestros ciudadanos continúan sintiendo el impacto de la crisis', dice Rehn

Rehn recordó que Bruselas ya concedió, a iniciativa de la Comisión, un balón de oxígeno a España para que cumpla con su objetivo de reducción de déficit, tras comprobar que el país había hecho un esfuerzo estructural suficiente para corregir el desequilibrio de sus cuentas. España debería situar su déficit en el 6,3 % en 2012 y en el 4,5 % en 2013, para alcanzar el 3% en 2014.

Pese a esos esfuerzos macroeconómicos, la recesión económica complica el cumplimiento de sus objetivos de déficit. En noviembre pasado, Rehn descartó exigir más reformas a España al valorar los esfuerzos realizados y previstos y que consideró equivalentes al 5,25% del PIB en 2012 y al 2,25% en 2013.

Rehn indicó entonces que la mejora anual estimada en el saldo estructural español estaba 'en línea con el esfuerzo requerido'. El comisario de Asuntos Económicos también aseguró que ve signos de estabilización en países como España o Italia, que se reflejan en la caída de sus costes de financiación, pero reclamó proseguir con las reformas para consolidar la recuperación. 'Nuestros últimos indicadores de sentimiento económico de esta semana están mostrando signos de estabilización, y la confianza en los mercados financieros está creciendo considerablemente', destacó Rehn.

'Esto se refleja en la caída de los costes de financiación para países como Irlanda, Italia y España. Ayer, tanto Italia como España tuvieron subastas de bonos con mucho éxito'. El retorno de la confianza se debe, según el responsable de Asuntos Económicos, a la 'actuación determinada' a nivel europeo y de los Estados miembros y al programa de compra de deuda anunciado por el Banco Central Europeo (BCE).

'En España, las exportaciones aumentaron casi un 20% en términos reales entre 2009 y 2011', apuntó Rehn, quien, sin embargo, alertó, de que la reducción de las tensiones en los mercados de deuda 'todavía no ha conducido a una relajación suficiente de las condiciones crediticias en los países vulnerables, donde muchas pymes se enfrentan a grandes dificultades para obtener financiación'.

Además, el sentimiento puede cambiar fácilmente', señaló. 'Los próximos meses todavía serán difíciles porque la economía sigue débil y nuestros ciudadanos continúan sintiendo el impacto de la crisis. Esperamos que Europa vuelva al crecimiento sólo gradualmente a lo largo de 2013, y la recuperación se hará más fuerte a medida que avancemos hacia 2014', concluyó.

DISPLAY CONNECTORS, SL.