Público
Público

Bruselas mejora una décima su previsión para España en 2010

La CE vaticina que la economía española se contrajo en el tercer trimestre y prevé que la eurozona crezca un 1,7%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La previsión económica de la Comisión Europea da una cal y otra de arena a España. Bruselas ha mejorado en una décima su estimación económica para España en 2010, donde prevé una disminución del PIB del 0,3%, frente a la caída del 0,4% de la anterior previsión.

Sin embargo, la CE vaticina que la economía española ha sufrido una recaída temporal entre julio y septiembre tras haber salido de la recesión a principios de año debido a la subida del IVA, el recorte de la inversión pública y el final de las ayudas a la compra de coches.

Por eso, España será el único gran país de la UE cuya economía siga contrayéndose este año. En contraste, el Ejecutivo comunitario mejora considerablemente su pronóstico para la eurozona (que crecerá un 1,7% en 2010 en lugar del 0,9% que Bruselas había vaticinado en mayo) y para el conjunto de la Unión Europea (del 1% al 1,8%) por los buenos datos de principios de año, aunque prevé una ralentización del crecimiento durante el segundo semestre.

El Ejecutivo comunitario destacó que 'la economía europea está claramente sobre la vía de la recuperación', pero alertó de una serie de riesgos en la demanda exterior, de nuevas tensiones sobre los mercados financieros o de los efectos de los programas de saneamiento fiscal.

La mayor revisión al alza en las cifras de Bruselas es la que afecta a Alemania, que prácticamente triplica su previsión de crecimiento respecto a los datos de primavera (3,4% en lugar de 1,2%). Para el resto de grandes países de la UE, la mejora es más modesta. Polonia crecerá también un 3,4% (0,7 puntos más), Países Bajos un 1,9% (0,6 puntos más), Reino Unido un 1,7% (0,5 puntos más), Francia un 1,6% (0,3 puntos más) e Italia un 1,1% (0,3 puntos más).

Para España, después del débil crecimiento del 0,1% en el primer trimestre y del 0,2% en el segundo trimestre, que se debió a 'factores temporales', la Comisión vaticina una recaída temporal entre agosto y septiembre (-0,1%) y una vuelta al territorio positivo el último trimestre del año, aunque rozando el estancamiento (0,1%).

Pese al estancamiento de la economía española, Bruselas prevé que la inflación siga creciendo y se sitúe a finales de año en el 1,8% por la subida del IVA y de precio de los carburantes (aunque la media para 2010 será del 1,6%). Tras el aumento de 2009, los salarios reales se estancarán en 2010.

Para el conjunto de la UE, Bruselas prevé para este año una inflación del 1,8% (la misma cifra que en mayo), mientras que en la eurozona se situará en el 1,4%.