Público
Público

Bruselas multa a E.ON y GDF Suez con 553 millones a cada una por crear un cártel energético

Restringieron durante décadas el mercado del gas en Alemania y Francia. Primeras multas de este tipo de la CE. E.ON recurrirá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea impuso este miércoles sendas multas de 553 millones de euros a la empresa energética alemana E.ON y la francesa GDF Suez por crear un cartel que restringió durante décadas el mercado del gas en Alemania y Francia.

Estas son las primeras multas que impone la CE por una infracción antimonopolio en el sector de la energía, según recordó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

'Esta decisión envía una señal firme a los operadores históricos en el sector energético de que la Comisión no tolerará ningún tipo de comportamiento anticompetitivo', afirmó la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes.

El consorcio energético alemán E.ON ya ha anunciado que recurrirá la decisión de la CE.

'La decisión (de la CE) y especialmente la cuantía de la sanción son inimaginables', afirmó tras conocerse la decisión de Bruselas el presidente de Ruhrgas, filial de E.ON, Bernhard Reutersberg. 

Destacó que la CE construye relaciones que nunca existieron, tampoco entre 2003 y 2005, e ignora las circunstancias económicas. 'La competencia en el mercado europeo del gas es desde hace mucho tiempo una realidad', agregó Reutersberg.

Las prácticas de reparto de mercados se remontan a 1975, cuando Ruhrgas (comprada en 2003 por E.ON) y Gaz de France (GDF) decidieron construir el gasoducto MEGAL (propiedad de las dos empresas) para importar gas desde Rusia con destino a Alemania y Francia.

Ambas empresas acordaron entonces de forma explícita y por escrito (a través de cartas secretas) que Ruhrgas no comercializaría en Francia gas transportado por ese gasoducto y que GDF haría lo mismo en Alemania.

La CE recordó que, en ese momento, GDF tenía un monopolio legal para la importación de gas en Francia, mientras que Ruhrgas disfrutaba de un mercado protegido debido al reparto de demarcaciones con otras empresas alemanas.

Las dos compañías mantuvieron ese acuerdo de reparto incluso después de la liberalización de los mercados de la energía de 2000 y sólo le pusieron fin en septiembre de 2005.

La Comisión señaló que las dos empresas mantuvieron reuniones de forma regular para hablar de la aplicación del acuerdo en el marco de la liberalización del mercado de la energía.

Los contactos que ambas entidades tuvieron desde 1999 confirman que había un acuerdo de reparto de mercados continuo y de restricción de la competencia, en violación de la legislación europea antimonopolio, añadió la CE.

Aunque las partes declararon en agosto de 2004 que hacía tiempo que consideraban 'nulas' las cartas en que se comprometieron a repartirse los mercados, siguieron aplicando la prohibición para que GDF vendiera en Alemania gas transportado a través de MEGAL, recalcó el Ejecutivo comunitario.

Kroes dijo que la Comisión 'no tiene otra alternativa que imponer multas elevadas' debido a que 'este acuerdo impidió a los consumidores acceder a precios competitivos y elegir suministrador en dos de los mayores mercados de gas de la UE'.

'El reparto de mercados es uno de los peores tipos de infracción a las normas antimonopolio', insistió la comisaria.

La Comisión consideró que este acuerdo permitió a GDF (que se fusionó con Suez en 2008) y E.ON mantener posiciones sólidas en los mercados del gas de Francia y Alemania durante el proceso de liberalización.

La CE lanzó una investigación formal en 2007 tras realizar en 2006 inspecciones por sorpresa en oficinas de ambas empresas.

Además, el Ejecutivo comunitario recordó que según las normas actuales las multas pueden alcanzar hasta un 10 por ciento de su volumen de negocios anual (E.ON tuvo un volumen de negocios de 87.000 millones de euros en 2008, mientras que el de GDF Suez fue de 68.000 millones).