Publicado: 15.11.2013 11:04 |Actualizado: 15.11.2013 11:04

Bruselas pide a España más recortes en el presupuesto de 2014

La Comisión asegura que lo aprobado por el Gobierno de Rajoy no garantiza el cumplimiento del objetivo de rebajar el déficit hasta el 5,8% y corre el riesgo de no respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea ha dictaminado este viernes que el presupuesto de España para 2014 no garantiza el cumplimiento del objetivo de rebajar el déficit hasta el 5,8% del PIB fijado por la UE y por ello ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que apruebe recortes adicionales. El ajuste adicional necesario es "pequeño", según Olli Rehn, Comisario de Asunto Económicos: oscila entre el 0,1% y el 0,3% del PIB (es decir, entre 1.000 y 3.000 millones de euros). " Corresponde a las autoridades españolas determinar las medidas para lograrlo, ya que Bruselas no recomienda ningún ajuste concreto", añadió Rehn en su intervención ante la prensa.

"Para 2014, el borrador de presupuesto [de España] corre el riesgo de no respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, ya que el objetivo de déficit global podría incumplirse y tampoco se prevé que se logre la mejora estructural recomendada", avisó el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Por lo tanto, "la Comisión invita por tanto a las autoridades españolas a que adopten las medidas necesarias en el curso del procedimiento presupuestario nacional para garantizar que el presupuesto de 2014 cumpla plenamente" el Pacto de Estabilidad.

Según las previsiones de otoño de Bruselas, España registrará en 2014 un déficit presupuestario del 5,9%, ligeramente por encima del objetivo, aunque el Ejecutivo comunitario avisó de que este cálculo esta sujeto a importantes riesgos por la caída de ingresos.

Para 2013, el Ejecutivo comunitario considera que el Gobierno español sí ha tomado "medidas eficaces" para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit del 6,5% del PIB. Por lo que se refiere a las reformas estructurales con impacto presupuestario, Bruselas dictamina que España ha realizado "algunos progresos" en respuesta a las recomendaciones de la UE y ha confirmado que respetará el calendario acordado.

Bruselas está especialmente satisfecha con los recortes en materia de pensiones. "Los cambios previstos en la reforma de las pensiones son significativos. La regulación propuesta del factor de sostenibilidad y la nueva fórmula de indexación de las pensiones —junto con la reforma de la jubilación anticipada adoptada en marzo— son pasos importantes para mejorar la sostenbilidad de las finanzas públicas y contener el creciente gasto en pensiones", dice la Comisión.

Muestra más dudas en otros aspectos, en especial los referidos a la revisión de la calidad del gasto público y la reforma fiscal. El Gobierno no ha concretado ningún plan para realizar esta revisión y por lo que se refiere a la reforma fiscal, se ha limitado a crear un grupo de expertos que no dará su opinión hasta febrero de 2014, según critica la Comisión.

Bruselas también censura que España no ha dado pasos para endurecer la aplicación de la ley de estabilidad presupuestaria a las comunidades autónomas, en particular para sancionar a las incumplidoras.

"Queda por ver si la reforma laboral logrará una rápida recuperación en la creación de empleo", dice la Comisión

Por lo que se refiere a la reforma laboral, la Comisión da una una de cal y otra arena y subraya que ha servido para aumentar la flexibilidad interna de las empresas y la moderación salarial, lo que ha servido según Bruselas para limitar la pérdida de empleo. "No obstante, queda por ver si la reforma logrará una rápida recuperación en la creación de empleo y menos dualidad en el mercado laboral cuando vuelva un crecimiento sólido", apunta.

En cuanto a la reforma energética, Bruselas cree que es "completa" y "podría eliminar el déficit de tarifa y la carga asociada para las finanzas públicas". Pero lamenta que algunos parámetros relevantes, como la remuneración para las renovables, aún no se han concluido.

Este viernes es la primera vez que la Comisión publica opiniones sobre los presupuestos nacionales de todos los países de la eurozona, en el marco del nuevo sistema legal europeo de vigilancia reforzada que se ha puesto en marcha para prevenir nuevas crisis de deuda.

Gracias a estas normas, el Ejecutivo comunitario tiene nuevos poderes para pedir oficialmente a los Estados miembros cambios en sus presupuestos nacionales si considera que se alejan de los objetivos acordados. Pero en esta ocasión no ha hecho uso de esa prerrogativa ni siquiera en el caso de España, pese a los ajustes adicionales exigidos.

Junto al proyecto presupuestario, España tenía que entregar a Bruselas el programa de partneriado económico (al ser uno de los cinco países en el procedimiento por déficit excesivo que recibieron más tiempo para corregir su desvío), un documento en el que se describen las medidas y reformas aplicadas en desarrollo del Programa Nacional de Reformas y del Programa de Estabilidad presentados en abril.

La CE, que analizó si España ha tomado medidas efectivas para corregir el déficit excesivo, afirma en su análisis que ese programa de partneriado económico "confirma la agenda de reformas y el calendario para las reformas fiscales y otras medidas estructurales" incluido en los planes de estabilidad y reformas. "Se ha hecho algún progreso a la hora de cumplir la parte estructural de las recomendaciones fiscales" emitidas por el Consejo de la UE.