Público
Público

Bruselas presiona a Italia para que anuncie más recortes

Salgado descarta más medidas de ajuste, que son denostadas por los sindicatos europeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El crecimiento era hasta ahora una preocupación secundaria en los discursos europeos, centrados en las políticas de austeridad. Sin embargo, el estancamiento está incorporando llamamientos que, paradójicamente, insisten al mismo tiempo en reforzar la lucha sin cuartel contra el déficit.

Ayer, la Comisión Europea y Holanda unieron sus voces para reclamar a Italia más ajustes en el gasto. Según el portavoz comunitario de Economía, Amadeu Altafaj, 'es urgente' que Roma lleve a la práctica 'actuaciones valientes' que traduzcan en medidas concretas sus promesas de reducción de déficit e impulso del crecimiento.

'Espero que Italia anuncie medidas adicionales este fin de semana', aseguró por su parte Jan Kees de Jager, ministro de Economía de Holanda, uno de los países más exigentes en cuanto a la reducción del gasto público.

La Comisión cree 'urgente' que Roma adopte 'actuaciones valientes'

Como los miembros de la zona del euro reconocen que en tiempos de parálisis económica la austeridad de los gobiernos puede prolongar el estancamiento, Bruselas acompañó su exigencia con un llamamiento 'para relanzar el crecimiento de Italia'.

El crecimiento es uno de los puntos del orden del día de la cumbre de mañana, pero no está previsto que se anuncie ninguna decisión concreta. Para la Confederación de Sindicatos Europeos (CES), la economía europea va 'de mal en peor', según el análisis remitido en una carta al presidente del Consejo, Herman van Rompuy.

'En lugar de concentrarse en encontrar soluciones a largo plazo para crear un crecimiento sostenible y solidaridad económica, las autoridades han centrado sus esfuerzos en imponer medidas de austeridad', aseguró la organización.

La prensa francesa apunta que Sarkozy planea otro plan contra el déficit

Aunque algunas informaciones apuntan a la exigencia de más recortes a España, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, se esforzó ayer en negar la posibilidad. 'No, en absoluto', respondió ayer a la entrada del Eurogrupo. 'Nosotros hemos adoptado muchas medidas', recordó en referencia a la reforma de la Constitución y el decreto ley que impedirá que la reestructuración de la banca afecte al déficit.

Además, Salgado exhibió el tope en el gasto de los ministerios y la supervisión de las autonomías como prueba de que el Gobierno ya está haciendo lo que debe para cumplir con sus objetivos de déficit.

Pese al esfuerzo, cada vez son más las voces que dudan de que la desaceleración permita cumplir con los objetivos de déficit. Es el caso de Francia, donde la prensa asegura que el Gobierno de Sarkozy se prepara un nuevo plan de re-ducción del déficit a pesar de que el último, anunciado en agosto, no ha terminado su tramitación.