Público
Público

Bruselas prevé un frenazo del crecimiento y paro alto hasta 2013

La Comisión Europea advierte del riesgo de "una nueva fase de recesión" en la eurozona y que España no cumpla sus objetivos de déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía europea y española se dirige hacia la parálisis. Las previsiones que la Comisión Europea hizo públicas este jueves confirman un importante parón en el crecimiento que llevará a la economía española a crecer este año y el que viene un 0,7%, la mitad que los países del euro (1,5%). Los técnicos comunitarios creen que España y la eurozona crecerán menos, acabando con las esperanzas de una salida de la crisis lenta pero sin interrupciones. En el caso español, el frenazo, que Bruselas atribuye a la crisis de deuda, tendrá un gran efecto en el desempleo, que se situará este año en el 20,9%.

La desaceleración había sido pronosticada por la OCDE o el Banco Central Europeo, cuyo presidente, Mario Draghi, llegó a considerar la posibilidad de entrar en una 'recesión suave'. No afecta sólo a España, ya que la Comisión prevé un crecimiento de la eurozona del 1,5% en este año, pero un 0,5% para el que viene.

Los cálculos de Bruselas apuntan a graves consecuencias en factores como el desempleo. El paro rozará el 21% este año en España, pero el Ejecutivo comunitario no cree que vaya a mejorar el año que viene y pronostica otro 20,9% (el doble de la eurozona, 10,1%). 'La fuerte contracción económica y el todavía débil crecimiento económico durante la recuperación explican el aumento del paro', indica el informe.

'Está previsto que el empleo caiga más significativamente tanto en 2011 como en 2012. En 2012, un recorte adicional de puestos de trabajo aumentará la presión al alza sobre la tasa de paro, aunque ello se verá limitado por una disminución de la población activa por la salida considerable de trabajadores inmigrantes', según el documento.

Además, la economía española se contraerá en el último trimestre (-0,1%) aunque volverá a registros positivos el año que viene. Como consecuencia, el Gobierno incumplirá sus objetivos de déficit para este año por seis décimas. En los siguientes, la diferencia con los objetivos previstos es mayor, por lo que, si no se toman nuevas medidas, España no cumpliría con el 3% de déficit previsto, sino que se quedaría en el 5,3%.

'Es la última llamada a despertarse', aseguró el comisario de Economía y del euro, Olli Rehn. Según él, hay 'riesgo de una nueva fase de recesión a menos que se tomen medidas con determinación'. El freno al crecimiento se produce por 'el agravamiento de la crisis de deuda' y el 'debilitamiento de las condiciones globales', aseguró el comisario.

Alemania se mantiene este año como el gran país que más crece, con un 2,9%, pero se hundirá el año que viene hasta el 0,8%, una décima más que España. En el caso de Francia, su crecimiento será más modesto, de un 1,6% este año y un 0,6% el que viene.

Rehn también se refirió a Italia, en el centro de las miradas por la extrema presión de los mercados y la inestabilidad del gobierno de Silvio Berlusconi. 'La principal cuestión es recuperar la estabilidad política y la capacidad de tomar decisiones', algo que el parlamento italiano deberá demostrar 'tan pronto como sea posible' para 'alcanzar los objetivos fiscales e impulsar las medidas estructurales que fomenten el crecimiento'. Según él, la responsabilidad recae enteramente en el Gobierno de Berlusconi y la oposición.

Hasta ahora, las promesas de Berlusconi no se han traducido en hechos, algo que ha motivado el envío de un exhaustivo cuestionario a Lisboa, además de técnicos de la Comisión y el FMI. Según Bruselas, las reformas de Berlusconi 'no dicen nada de algunos asuntos importantes' como la fiscalidad laboral, y 'no van lo sufientemente lejos' en cuanto a la libre competencia o pensiones.

Según las previsiones económicas, la economía italiana caerá un 0,2 % en el cuarto trimestre de este año en comparación con el anterior y se mantendrá casi plana a lo largo de 2012, con un incremento de sólo el 0,1 %.