Público
Público

Bruselas propone una nueva multa contra el défcit elevado

La Comisión quiere imponer una fianza del 0,2% del PIB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los países que no controlen su déficit pagarán una multa en forma de depósito de hasta el 0,2% de su PIB hasta que pongan en orden sus cuentas públicas. La multa, diseñada por la Comisión Europea, persigue servir como incentivo para la reducción del déficit actual, un factor decisivo en la crisis de deuda que durante todo el año ha afectado a buena parte de la zona del euro. Sin embargo, la nueva multa está pensada especialmente como un efecto disuasorio para que en el futuro los países con déficit excesivo no descuiden el control de su gasto o incluso mientan sobre él.

El comisario de Economía, Olli Rehn, presentará el próximo miércoles la propuesta, adelantada ayer por el diario Financial Times. La novedad de la multa consiste en que el importe será devuelto en cuanto el país infractor del Pacto de Estabilidad y Crecimiento contenga su déficit. Los límites del pacto (un déficit del 3% del PIB y una deuda pública del 60%) han sido masivamente sobrepasados durante esta crisis, pero las sanciones previstas son sólo teóricas ya que el acuerdo fue modificado en 2005 para que Francia y Alemania pudieran eludirlas. Si el depósito se aplicase a España, el Gobierno tendría que abonar más de 2.000 millones de euros. Además, su puesta en marcha podrá ser automática, como los 27 ministros de Economía quieren, ya que se aplicaría si el país en déficit excesivo no reduce en un 0,5% su déficit al año hasta llegar a tener unas cuentas públicas saneadas. Bruselas prevé aplicar un mecanismo similar para contener la deuda.

La otra gran innovación es la puesta en marcha de unos indicadores para medir de-sequilibrios macroeconómicos, que pondrá negro sobre blanco y en base a un baremo único la pérdida de competitividad de países como España desde la creación del euro. Bruselas prevé también multas a los países que no sigan las recomendaciones para acercarse a los indicadores de referencia, aunque de momento no ha trascendido cómo se aplicarán.

Los ministros de Economía de la Unión Europea se reunirán el lunes bajo la batuta de Herman Van Rompuy, el presidente del Consejo, que lleva desde febrero tratando de encontrar fórmulas para endurecer las sanciones contra el déficit y la deuda. Este grupo, que ha trabajado hasta ahora sin debatir las propuestas del Ejecutivo comunitario, presentará sus conclusiones a finales de octubre a los jefes de Gobierno, que son los que tendrán la última palabra.

Además de las multas o depósitos, un grupo de países liderados por Alemania exige duras sanciones, como la retirada de fondos estructurales y de cohesión, lo que es rechazado por países como España.