Público
Público

Bruselas receta a España techos del gasto y reducir las cotizaciones sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea presentó hoy su receta para que España salga de la crisis, en la que destaca su propuesta de introducir límites del gasto en las comunidades autónomas, recortar las cotizaciones a la Seguridad Social para reducir los costes salariales de las empresas y aumentar el IVA para compensar la merma de ingresos que este recorte provocaría.

Bruselas considera que "el principal reto" de la economía española es "recuperar la confianza de los mercados" y, en este contexto, "es clave garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas".

En ese sentido, dado que las regiones contabilizan "una importante proporción" del gasto y que muchas de ellas excedieron sus objetivos de déficit en 2010, la Comisión insta a introducir límites mediante acuerdos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

La CE hizo estas apreciaciones en base al programa enviado por el Ejecutivo español a Bruselas el pasado 29 de abril y que deberá inspirar la acción del Gobierno en el próximo año.

Dentro de sus recomendaciones, la CE instó a España a que adopte "más medidas" de consolidación en 2011 y 2012 en caso de que el crecimiento económico sea menor de lo esperado y afecte negativamente al proceso de reducción del déficit.

Bruselas es menos optimista que el Gobierno en cuanto a sus previsiones de crecimiento, lo que según la Comisión provocará un desfase de tres décimas respecto a la meta de déficit para este año, fijada en el 6 % del PIB.

El incumplimiento se ensanchará en 2012, cuando el desequilibrio de las cuentas públicas se colocará en el 5,3 %, frente al objetivo de situarlo en el 4,4 % del PIB, según Bruselas.

Por otro lado, la CE ha pedido a España que explore la posibilidad de recortar las cotizaciones a la Seguridad Social para reducir los costes salariales de las empresas, que han registrado un fuerte incremento desde los años 90 en detrimento de la competitividad.

El Ejecutivo comunitario propone compensar esa contracción de los ingresos mediante un aumento del IVA o un incremento de la fiscalidad de la energía.

En Madrid, la ministra de Economía, Elena Salgado, ha reaccionado a estas recomendaciones, que ha descartado por "inoportunas" para España "en este momento".

Por otro lado, Bruselas ha instado a España a que finalice la reforma de la negociación colectiva y a que reforme las cláusulas de revisión salarial para garantizar que "reflejan la productividad", así como el contexto económico y la situación de las empresas.

En todo caso, si las medidas emprendidas hasta el momento resultan insuficientes, Bruselas aconseja a España que vaya "más allá en las reformas para reducir la segmentación del mercado de trabajo y mejorar las oportunidades de empleo para los jóvenes".

Bruselas también anima a España a reforzar la reestructuración de las cajas de ahorros, "afrontando las debilidades que aún perduran en su estructura de Gobierno".

"La reforma de las cajas de ahorros no afronta del todo los problemas creados por la participación de las autoridades locales en el gobierno de estas entidades aunque el límite de los derechos de voto haya sido reducido del 50 % al 40 %", dice la CE.

El documento destaca asimismo que la modalidad de las "fusiones frías" empleadas por las cajas ha provocado "cierta incertidumbre respecto a una rápida y eficiente reestructuración" del sector.

En este contexto, Bruselas considera que captar capital para cumplir los requisitos de solvencia podría ser especialmente difícil para algunas cajas, por lo que la "introducción de plazos más flexibles" incrementaría la posibilidad de hacerlo por la vía del mercado, limitando el coste para los contribuyentes.

Por último, el Ejecutivo comunitario insta al Gobierno a poner en marcha la proyectada reforma de las pensiones para elevar la edad de jubilación a los 67 años y realizar actualizaciones regulares en línea con los cambios en la esperanza de vida.

Bruselas ha formulado estos consejos a España dentro del ejercicio de recomendaciones de política económica que ha publicado hoy para cada uno de los estados de la UE.

La evaluación de Bruselas ha sido reformada este año para aumentar la vigilancia de los países con objeto de evitar nuevas burbujas y crisis de la deuda como la que afronta actualmente la zona euro.

A nivel general, la Comisión considera que la mayoría de los países europeos, incluidos los menos afectados por la crisis como Francia o Alemania, necesitan profundizar en la senda de la consolidación fiscal y las reformas estructurales, tras haber detectado "falta de ambición y especificidad" en algunos casos.

Los consejos publicados hoy por Bruselas deberán ser respaldados al máximo nivel durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará los próximos 23 y 24 de junio en Bruselas.