Público
Público

Bruselas reconoce su parte de culpa en el boom inmobiliario

Rajoy vuelve a evitar concretar si solicitará un rescate en las próximas semanas: "Haremos todo lo que sea conveniente para los españoles", afirma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea ha asumido este martes públicamente por primera vez su parte de culpa en la situación que vive España, con una de las crisis económicas más graves de su historia, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha asegurado en Madrid que el boom del ladrillo que ha hecho que el país esté en la situación en la que está, 'se hizo posible también por deficiencias en la arquitectura de la eurozona'. Se refería el mandatario europeo a la política de bajos tipos de interés que se puso en marcha cuando se creó la zona euro, y que contribuyó al crecimiento desmesurado del sector inmobiliario.

Van Rompuy ha reconocido, por tanto, que el Gobierno y las instituciones europeas tienen una 'responsabilidad conjunta' a la hora de salir de la crisis. Pero ha explicado que ese trabajo sólo se podrá poner en marcha si España aprueba nuevos recortes. Las medidas de reforma, ha dicho, 'son difíciles, duras en el corto plazo, pero ayudarán al crecimiento y a la creación de empleo en el medio plazo'. Además, ha añadido, si España 'cumple' con sus compromisos adquiridos con sus socios de la UE, 'las instituciones ya han manifestado su intención de ayudarle'.

El encuentro que ha mantenido el dirigente europeo con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en La Moncloa, no ha servido en cambio para conocer más detalles sobre un futuro rescate de la economía española. Van Rompuy ha recordado que la ayuda depende 'totalmente' de la petición que formule el Ejecutivo en el caso de que la considere necesaria. Y si bien ha señalado que el equipo de Rajoy 'ya tiene un programa importante para reformar su sistema financiero' y 'ha asumido importantes compromisos' con sus socios europeos, también ha reconocido que en el caso de que persistan las dudas de los mercados hacia España, el Gobierno podría solicitar ese rescate. 'Pero es responsabilidad del Gobierno', ha ramachado.

A pesar de que ya se da por hecha esa petición, Rajoy no ha despejado la incógnita por completo, una vez más. Preguntado sobre si piensa solicitar el rescate en el corto plazo el presidente del Gobierno ha insistido: 'Haremos todo lo que sea conveniente para los españoles'. De momento ha asegurado que no hay ningún tipo de negociación al respecto. Pero con la reunión con Van Rompuy el jefe del Ejecutivo ha iniciado una ronda de contactos que le llevará a reunirse con los principales dirigentes de la UE, como los jefes de los gobiernos de Francia, Alemania y Finlandia, o el presidente del Banco Europeo de Inversiones, lo que hacempensar que esas negociaciones ya están en marcha.

'Ni hay ninguna negociación sobre ese asunto porque el Gobierno no ha pedido nada en ese sentido', ha insistido, frente a las informaciones que aseguran que ya se están produciendo contactos a nivel técnico con la UE . Y mientras tanto, a su lado, Van Rompuy asentía con la cabeza. No obstante, durante la rueda de prensa que han ofrecido los dos mandatarios en el palacio de La Moncloa, Rajoy sí ha hablado sobre la condicionalidad que supondría ese rescate blando que parece inminente. 'Es la que marca el Consejo Europeo y que ya estamos haciendo', ha recalcado.

Tanto él como Van Rompuy han insistido en la irreversibilidad de la moneda única. 'El euro ya es para siempre', ha llegado a decir Rajoy en un momento de la rueda de prensa. Además, ambos han contemplado un único escenario: el que supone que Grecia esté dentro de la eurozona. Van Rompuy ha agradecido a España su contribución al 'esfuerzo colectivo' que supone el proceso de 'reestructuración' de la UE que se está poniendo en marcha, ha dicho, para que la situación por la que atraviesa ahora su economía no se vuelva a dar 'nunca más'. Ese proceso, ha concluido el presidente del Consejo Europeo, se hará 'con éxito y rápidamente'.