Publicado: 05.03.2012 13:16 |Actualizado: 05.03.2012 13:16

Bruselas reprende a Rajoy por el déficit y pone de ejemplo a Zapatero

Reprocha al Gobierno su incumplimiento del déficit, advierte que podría sancionar a España y recuerda que en 2010 no fue rescatada porque cumplió sus compromisos. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bruselas da un toque de atención a Mariano Rajoy y le pide que tome ejemplo de su antecesor en el Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. La Comisión Europea ha advertido a España de que recurrirá, si fuera necesario, a las recomendaciones y medidas correctivas de la nueva gobernanza económica para que se cumpla el objetivo de déficit y ha recordado que si el país escapó del riesgo de contagio en 2010 fue porque el anterior Gobierno cumplió los objetivos.

"En algún momento de 2010, había muchas especulaciones de que España podría estar en riesgo de seguir a otros países que necesitaron rescate. No ocurrió y no ocurrió, en primer lugar, porque las autoridades españolas cumplieron sus objetivos", ha señalado el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

La multa sería del 0,2% del PIB, con el Tratado en la mano 

El Ejecutivo comunitario ha insistido en que la actual "es una crisis de confianza" y por ello "es clave reforzar la confianza, en particular en los países que están expuestos a una fuerte presión de los mercados", como España. "España en 2010 claramente experimentó los beneficios de cumplir estos objetivos de déficit" en forma de "una relajación de la presión del mercado", ha apuntado el portavoz. En mayo de 2010, en el momento de máxima presión de los mercados, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó un paquete de recortes que incluía la congelación de las pensiones y el recorte del salario de los funcionarios.

"Una vez tengamos claridad sobre las cifras, la Comisión Europea hará su análisis y si fuera necesario hará sus recomendaciones bajo el artículo 126 del Tratado", ha añadido. Ese artículo, pactado por los Veintisiete en diciembre de 2010, regula el procedimiento por déficit excesivo y puede conllevar que el Ejecutivo comunitario aconseje imponer una multa del 0,2 % del PIB a un país si no toma acciones efectivas para corregir su déficit excesivo.

El Pacto de Estabilidad, que fue firmado por Rajoy la semana pasada, imponía un déficit del 4,4% para 2012 y del 3% para 2013, lejos del 5,8% anunciado por el presidente del Gobierno posteriormente sin avisar a sus socios. "Coordinación significa intercambiar información con tus socios europeos, sobre todo cuando eres miembro del euro, porque lo que pasa en un país del euro tiene un impacto en las otras economías vecinas. Lo que decida España sobre su déficit tiene potencialmente un impacto sobre la situación económica de toda la zona euro", ha reprochado el portavoz.

"Coordinación es intercambiar información con tus socios", reprochan

El Ejecutivo comunitario se ha negado una vez más a acelerar los plazos para relajar el objetivo de déficit a España y ha reclamado de nuevo explicaciones sobre el desvío presupuestario de 2011 y sobre los recortes adicionales que se incluirán en los presupuestos de 2012. "La Comisión está en una posición difícil porque no puede pronunciarse ya que las cifras están cambiando continuamente. En noviembre pasado se nos decía que el déficit podría estar entre el 6% y el 7%, a finales de año se nos decía que había una desviación que podía ser de dos puntos y hace apenas unos días esta desviación se convertía en dos puntos y medio", ha señalado el portavoz.

"Lo primero que hay que hacer por parte de España es clarificar el tamaño de esta tremenda desviación, las causas, si son puntuales o estructrales, y la manera de hacer frente a esa desviación y el presupuesto de 2012 es el instrumento fundamental para consolidar las cuentas públicas españolas", ha subrayado. "Una vez tengamos esta información, estos datos tangibles, reales, verificados por Eurostat, entonces podemos pronunciarnos sobre la situación presupuestaria de España", ha proseguido.

El presidente se defiende: "No soy sospechoso"

Precisamente sobre esta evaluación ha hablado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha explicado que no pactó el déficit con Bruselas porque no tiene "por qué pactar". "Espero que se interprete bien, hago lo que me parece lógico y razonable y luego en abril seremos evaluados", ha dicho Rajoy, que se ha reunido con el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en La Moncloa. 

Entonces, ha seguido Rajoy, "presentaremos ante la Comisión nuestro plan de estabilidad y el plan de reformas, y la Comisión lo analizará en mayo y hará una propuesta que llevará al Consejo Europeo en junio". "Estamos dando todos los pasos que había que dar y que nos habíamos comprometido a dar", se ha defendido el presidente del Gobierno, quien cree no ser "sospechoso de no estar comprometido con la estabilidad".