Público
Público

Bryce Echeniche, ilusionado con la adaptación cinematográfica de "Un mundo para Julius"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor de origen peruano Alfredo Bryce Echenique (Lima, 1939) dijo hoy sentirse muy ilusionado con el proyecto del realizador colombiano Simon Brand para llevar al cine su novela "Un mundo para Julius".

Bryce Echenique, que hoy abre el ciclo Escritores en su Tinta, en la localidad murciana de Molina de Segura, cree bastante arriesgado, pero no por ello menos emocionante, que una de sus obras más célebres pueda llegar a la gran pantalla y resaltó la "ósmosis" que hubo desde el principio con la productora Carmela Castelano.

El guión de la película será del cubano Senel Paz, autor de "Fresa y chocolate", y el reparto estará formado por españoles, franceses, estadounidenses y peruanos, entre ellos, Pilar Bardem.

La película, que se rodará en Lima, España y Estados Unidos, contará la historia de Julius, de la niñez a la adolescencia, en el ambiente y los círculos de la clase alta de Lima en 1960.

En una charla con periodistas, confesó que actualmente esta sumido en la escritura de un libro de cuentos y preparando una novela que inicialmente se llamará "Dándole pena a la tristeza" y que se desarrolla "en una especie de antimundo para vivir".

A sus casi 69 años, Echenique, a quien la literatura le ayuda a entender el mundo y a verlo con mayor profundidad, señala que ahora dedica más tiempo a releer libros que a leer nuevas obras, y dice sentirse muy bien tras haber ganado el pleito en el que se había visto envuelto por presunto plagio.

El ganador del premio Planeta 2002 se define como "un pesimista que desea que todo salga bien" y que escribe por cierta insatisfacción con una realidad que encuentra "chata y mediocre".

Considera que el humor que practica, presente en toda su obra, está más cerca de la tradición cervantina que la quevedesca, ya que "no es un dardo envenenado para burlase de los demás, sino más bien un humor de la razón que permite observar el mundo con ironía".

Afirmó seguirse sorprendiendo con la gente y los viajes, y aburriéndose con la gente aburrida: "Las visitas largas son largas desde el primer minuto".