Público
Público

Bryce Echenique considera que el mundo no usa el agua, sino que abusa de ella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor peruano Alfredo Bryce Echenique ha asegurado hoy, en la Tribuna del Agua de la Exposición Internacional de Zaragoza, que el mundo actual "no usa el agua, sino que abusa de ella."

Estas han sido las palabras del escritor, quien considera que el agua es un recurso "muy valioso", por lo que la celebración de una muestra internacional en la que los participantes la cuidan y la protegen es un acto "estupendo".

Según Bryce Echenique, el planeta vive preocupado "únicamente" por el petróleo, pero el agua tiene más importancia porque es "el antes y el después de todo", y la humanidad "no es consciente de lo que está haciendo con ella".

El peruano, que ha vivido en numerosos países como Francia, Italia o España, ha recordado que, durante su estancia en Cuba en los años ochenta nadie cerraba los grifos ni apagaba la luz porque toda la gente confiaba "en que el siguiente que llegara lo haría", por lo que el gasto de agua era muy elevado.

Bryce Echenique, desplazado a Zaragoza para participar en el Ciclo de Presencias Literarias de la Tribuna del Agua de la Expo, ha asegurado que esta ciudad ha estado durante "toda mi vida marcada en mi mapa", algo que se refleja en uno de sus relatos, en el que la historia transcurre en la capital aragonesa.

El escritor visitó Zaragoza por primera vez en su época de estudiante y aunque la estancia "sólo duró un día y una noche", ha asegurado que la capital aragonesa siempre le evoca momentos "maravillosos", señalando que, entre otras cosas, aprendió a cocinar la tortilla de patatas en Zaragoza.

El humor siempre ha caracterizado la obra literaria de Bryce Echenique y por esta razón, en sus libros, el peruano hace muchos guiños a Cervantes y a su humor irónico y tierno porque "se ríe de las virtudes y no de los defectos de la gente", ha explicado.

Bryce Echenique considera que el punto de partida del humor es la tristeza y la propia desgracia y, aunque cree que hacer reír a la gente "cuesta tiempo", sus obras siempre son historias de risa.