Público
Público

El buen momento del cómic español "todavía" no da de comer a sus autores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La industria española del cómic atraviesa un "buen momento", aunque para "vivir" de las viñetas todavía haya que traspasar fronteras y conquistar los grandes mercados, así lo creen los dibujantes José Mª Martín Saurí y David Aja, autores invitados de Expocómic 2010.

Saurí, barcelonés de 59 años y autor de obras como "La Odisea", "La Mariposa y la llama" o la más reciente "Arturo", admite, en conversación con Efe, que hay que "irse fuera para poder vivir".

"Un dibujante de historietas tiene que foguearse trabajando y si te pagan, cojonudo, porque aprendes y cobras, pero aquí no lo puedes hacer, para eso tienes que irte al mercado americano o francés. Todos los chicos jóvenes que empiezan están en ese mercado que te permite evolucionar cobrando, y vivir", explica.

El dibujante, que cuenta con una exposición dedicada a su obra en Expocómic, explica que los autores españoles no pueden vivir de la edición española, por lo que tienen que buscar que sus trabajos sean editados fuera. "Pero así es desde hace treinta años y continuará siéndolo", augura.

Para el vallisoletano David Aja, autor joven asentado en el mercado estadounidense gracias a trabajos como X-Men o Daredevil para Marvel, también es posible "vivir" del cómic, pero no si permaneces "cerrado" en el mercado español.

"La historia está en no quedarse solo publicando en España, en conseguir ediciones fuera. Supongo que no sería bueno cerrarse sólo en el mercado español. Por lo que sé, el cómic no da para vivir si vives en España", opina.

Sin embargo, Aja también considera que actualmente es "más fácil y accesible" trabajar para el mercado internacional. "Gracias a internet te puedes poner en contacto con el editor -afirma-, subirte los trabajos, por lo que obviamente ahora las grandes editoriales tienen muchísima más gente extranjera que hace unos años".

El viñetista cita como ejemplo de ese interés de las grandes editoriales por el dibujante español, a la cantidad de cazatalentos que están visitando los principales salones de cómic en España, entre ellos, el madrileño.

En cuanto a la salud del cómic nacional, Saurí señala que la industria del tebeo siempre ha estado plagada de "fatalismos". De hecho, señala que cuando él empezó a dibujar en 1972 el cómic atravesaba una crisis "tremenda".

"Me dijeron que me cambiara de medio porque esto se iba al garete, pues han pasado cuarenta años y la cosa continúa y continuará", asevera el dibujante catalán.

Sin embargo, Saurí es un ejemplo del autor al que se le publica antes fuera que en España. Su obra sobre el clásico de Homero "La Odisea" se editó primero en la revista Heavy Metal, y tras su éxito, se publicó en España de la mano de Norma Editorial.

Ambos dibujantes coinciden en la gran calidad de los autores nacionales. Aja cita como ejemplo de trabajos "guapísimos" los de David Rubin, Paco Roca, Santiago García o Paco Pérez. Aunque aclara que estos autores también publican su obra "fuera". "La historia está en no quedarse sólo publicando en España", asevera.

Sobre el futuro de la industria, Saurí apunta: "Antes decían que estaba en las revistas, luego dijeron que en los álbumes, ahora dicen que en la novela gráfica y en los soportes nuevos de internet. Lo más importante es que el futuro está abierto", concluye.