Público
Público

Una buena defensa, el mejor ataque

El Real Madrid es el equipo con más recuperaciones de balón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La pasada temporada, el Madrid tocó fondo en la jornada 15: tres derrotas consecutivas Getafe, Sevilla y Barcelona, sexto puesto en la clasificación y un invierno gris por delante. Aquel equipo no tenía problemas arriba, llevaba 33 goles y sólo era superado en la faceta atacante por el Barcelona (46) y el Atlético (35). Por contra, la defensa era un auténtico quebradero de cabeza. Había encajado 26 goles, una cifra sólo superada por Sporting (35), Numancia (30) y Mallorca (29).

Un año después, la estadística es bien distinta. Lo que ya era un buen ataque se ha afilado al máximo y a estas alturas de Liga acredita 40 goles, más que ninguno. Pero es que, además, el Madrid de Pellegrini sólo ha encajado 13 tantos, justo la mitad de los que le habían endosado el pasado año a estas alturas.

El Madrid es el equipo que más balones recupera en la Liga

Aunque el verano giró alrededor de las nuevos delanteros estrella, la defensa también se remodeló en pretemporada. Llegaron Albiol y Arbeloa, dos jugadores notables que han ayudado al equipo para que Casillas no tenga que tirar de épica en cada encuentro. Cannavaro, eje de la zaga en la pasada campaña, retornó a su Juventus. Míchel Salgado, que en el primer tercio de la temporada pasada fue varias veces titular, también se fue, en su caso al Blackburn Rovers inglés. Siguen de blanco Sergio Ramos que en la Liga 2008-09 llegó a jugar de lateral izquierdo por las necesidades del equipo y Pepe, a quienes se les han unido Albiol y Arbeloa para formar el cuarteto habitual en el que confía Pellegrini.

En sus temporadas al frente del Villarreal, el chileno nunca había dibujado una defensa que encajase menos goles que la del Madrid. Los experimentos de Marcelo y Drenthe para el lateral izquierdo, habituales en la temporada pasada y al comienzo de esta, han sido desterrados por El Ingeniero, que prefiere hacer valer la fiabilidad defensiva de Arbeloa.

La ausencia de Pepe obligará a Garay a adaptarse a la zaga blanca

Los datos hablan bien de la defensa blanca: el Madrid es el equipo que más balones recupera en el campeonato 876 por los 841 del Barcelona, ha dejado su portería a cero en ocho de los quince partidos de Liga y ya no es, como sucedía con frecuencia en las últimas campañas, el equipo que más remates recibe. Para ser eficiente en defensa, el Madrid no ha necesitado recurrir a la dureza: es el tercero con menos tarjetas amarillas y el quinto que menos faltas comete. En lo que va de Liga, los blancos no han hecho aún ningún penalti y los equipos contrarios necesitan muchas oportunidades para hacerle gol. El Madrid sólo encaja un tanto por cada 32 apariciones en el área de sus rivales.

La exitosa campaña del Madrid en lo que a defensa se refiere tiene ahora un problema: la lesión de Pepe. El luso, principal baluarte de la zaga, estará de baja toda la temporada, algo que trastoca los planes. El portugués es el segundo jugador del Madrid que más balones recuperaba (99) a pesar de que no jugó en los primeros cuatro partidos por una sanción que acarreaba de la pasada campaña por patear a Casquero. Sólo Albiol, con 108 recuperaciones, está por encima de Pepe en esa categoría. También son ambos jugadores los que más despejes realizan en la defensa blanca. El valenciano, 227; el luso, 193.

Garay, que será el sustituto habitual de Pepe, no ha gozado aún de los minutos suficientes para saber hasta qué punto va a servir como recambio. Su más reciente titularidad, contra el Zaragoza, no parece una piedra de toque suficiente para evaluarle, pues los maños apenas inquietaron. El argentino se tendrá que acostumbrar al nuevo sistema defensivo que obliga a la zaga a adelantarse mucho, una táctica puesta en práctica por vez primera en el partido contra el Barcelona y que está dando buenos resultados a los blancos.