Público
Público

El Bundesrat aprueba la controvertida reforma al impuesto de sucesiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Bundesrat, cámara alta de representación regional, aprobó la controvertida reforma al impuesto de sucesiones que favorece ante todo a quienes heredan casas de habitación y a los herederos de empresas familiares.

La reforma es el resultado de un largo tira y afloja entre los dos socios de la gran coalición de cristianodemócratas y socialdemócratas durante los tres años que dura su alianza estuvieron debatiendo sobre este tema.

Las negociaciones les habían sido impuestas por el Tribunal Constitucional, que había exigido una ley más transparente y más justa.

El compromiso aprobado hoy contempla que viudos, hijos y parejas de hecho quedan exentos de impuestos al heredar un inmueble siempre y cuando lo habiten al menos durante diez años después del fallecimiento del propietario.

La ley regula que en las herencias de padres a hijos sólo las casas con una superficie inferior a los 200 metros cuadrados quedan libres de impuestos.

No pone, en cambio, límite alguno en lo que respecta al valor del inmueble, es decir que no importa si se trata de un piso o una gran casa.

Esta cuestión había mantenido dividida a la coalición, pues los socios socialdemócratas no querían permitir herencias gratuitas de casas de lujo.

Similar es el reglamento para la sucesión de empresas familiares; los nuevos propietarios deben mantener la compañía durante al menos una década y comprometerse a no desmantelar puestos de trabajo.