Público
Público

El Bundestag vota el miércoles la nueva configuración del fondo de rescate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pleno del parlamento alemán (Bundestag) votará este miércoles la nueva configuración del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), horas antes de que la cumbre de líderes de la eurozona trate de cerrar este asunto en Bruselas.

Éste es al menos el plan que ha comunicado la canciller federal, Angela Merkel, a los líderes de los distintos grupos parlamentarios en una reunión en la Cancillería de Berlín, según fuentes citadas por distintos medios alemanes.

Hasta ahora, estaba previsto que Merkel contase tan sólo con la aprobación de la comisión presupuestaria del Bundestag.

Los planes prevén que el miércoles a las 10.00 GMT la jefa del Ejecutivo alemán realice ante el Bundestag su habitual declaración de Gobierno previa a las cumbres de líderes de la Unión Europea (UE) y que, acto seguido, una vez obtenido el mandato parlamentario, se desplace a Bruselas.

Merkel revelará en su declaración ante el Parlamento el planteamiento definitivo del fondo de rescate europeo, su definición legal, funciones y mecanismos de actuación, así como los detalles sobre el uso de una palanca, una cuestión controvertida en Alemania.

No obstante, aún no está claro que Merkel pueda obtener una mayoría parlamentaria en esa votación, ya que le han llovido críticas tanto de la oposición como de sus socios de Gobierno.

La oposición socialdemócrata, que apoyó a finales de septiembre el refuerzo del FEEF, indicó hoy que no descarta respaldar a la canciller siempre y cuando no proponga un fuerte apalancamiento.

Los Verdes y La Izquierda, los dos partidos minoritarios de la oposición, han dejado por el momento abierta su posición, pendientes de que Merkel concrete su proyecto ante el Parlamento.

Hasta el momento, el Gobierno alemán sólo ha avanzado que aún se está trabajando en el formato definitivo del FEEF y que se están estudiando "dos métodos" distintos y "no excluyentes" para "optimizar" su eficiencia.

"Se están estudiando dos métodos que no necesariamente son excluyentes", reconoció Seibert, que añadió que ninguna de los dos "tiene nada que ver con el Banco Central Europeo (BCE)".

Así se refería a la propuesta, atribuida a Francia, de dotar al FEEF de una licencia bancaria, para que tuviese la posibilidad, en determinadas ocasiones, de solicitar una inyección de liquidez a la autoridad monetaria común.

Por su parte, el portavoz del ministerio de Finanzas, Martin Kotthaus, descartó cualquier aumento de la participación alemana en este fondo, al que debe aportar 210.000 millones de euros.