Público
Público

El Estado busca 14.000 millones con las joyas de Aena y Loterías

Sólo con aeropuertos logrará 9.000 millones en 2011. Barajas y El Prat tendrán gestión privada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cumplir con la reducción del déficit es el primer mandamiento del Gobierno, como recuerda a cada paso. Con ese fin se privatizarán parcialmente dos joyas de la corona: hasta el 49% de los aeropuertos de la empresa pública Aena, englobados en una nueva sociedad que se llamará Aena Aeropuertos (en vez del 30% que se había planteado), y hasta el 30% de Loterías y Apuestas del Estado. El Ejecutivo prevé que el Estado ingrese unos 14.000 millones, según una estimación prudente.

Con esta cantidad, las cuentas públicas podrán elevar sus ingresos con una inyección con la que no se contaba y así reducir el déficit. La cuantía puede suponer en torno a un tercio del déficit previsto en los Presupuestos del Estado para el próximo año.

Sólo con Aena se recaudarían 9.000 millones (toda la empresa vale 30.000 millones, según estima el Gobierno a falta de valoración definitiva, sobre lo que se descontaría una deuda de 12.600 millones).

Loterías ya es una máquina de hacer dinero: ganará el próximo año 2.693 millones, un 5% más. Y Aena lo será en cuanto reestructure sus gastos. En 2011 reducirá sus pérdidas un 27%, hasta 308 millones. Estos números deberían ser un gancho goloso para atraer inversores privados. Y parece que así es porque algunos fondos de inversión estadounidenses ya mostraron al ministro de Fomento, José Blanco, en su reciente viaje a EEUU, su interés por Loterías y por los aeropuertos de Aena.

La forma de colocar las acciones de las dos empresas aún está por definir y se baraja desde la búsqueda de fondos de inversión, socios industriales, sociedades mixtas, sacarlo a bolsa o una mezcla de varias opciones. El decreto ley que aprobará el Consejo de Ministros mañana viernes marcará el despegue de las privatizaciones parciales que estarán concluidas esta legislatura. La de Aena Aeropuertos será rápida. La empresa se creará antes de final de febrero e inmediatamente se abrirá la colocación. Pero, en todo caso, el dinero se ingresará en 2011, según fuentes de Fomento.

También el próximo año culminará el nuevo modelo de aeropuertos anunciado por Blanco en enero. Primero, se segregará Aena Aeropuertos de Aena (que seguirá teniendo las competencias de navegación aérea, incluidos los conflictos con los controladores). Aena Aeropuertos tendrá mayoría del Estado, con el 51%, y de ella colgarán los 47 aeródromos de la red. Habrá tres maneras de gestionarlos y aquí está la novedad en el modelo que hasta ahora se planteaba: por Aena (como ahora), sacándolos a concesión para que los exploten empresas privadas durante 40 años a cambio de pagar al Estado un canon anual o creando sociedades filiales (en las que podrían tener un papel las comunidades autónomas).

Los dos principales aeropuertos, Madrid y Barcelona, se sacarán a concesión para que su gestión sea privada. Con ello, el Estado podría lograr unos 1.200 millones en 40 años. La vía queda abierta a que se incorporen otros aérodromos rentables, como Palma o Alicante.

Las empresas están encantadas con el giro que se le ha dado al modelo. Abertis (controlada por La Caixa), la constructora Ferrovial y la concesionaria Globalvía (de FCC y Caja Madrid) estudiarán entrar en la gestión.