Público
Público

Buscan cuatro bombas en Valencia tras una llamada en nombre de ETA

Pasadas las 14:30 horas, el Ministerio del Interior continuaba la búsqueda sin haber hallado rastro de las bombas en Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un importante dispositivo de búsqueda, con agentes de la Guardia Civil dedicados a la seguridad ciudadana y efectivos de los Gedex, los artificieros del Cuerpo, se puso este mediodía en marcha tras recibir el diario Gara dos llamadas —a las delegaciones de Bilbao y San Sebastián— advirtiendo de la colocación de cuatro artefactos explosivos en Valencia. Pasadas las 14:30 horas, el Ministerio del Interior continuaba la búsqueda sin haber hallado rastro de las bombas.

El comunicante anónimo, que dijo hablar en nombre de ETA, marcó cuatro puntos imprecisos de carreteras de acceso a la capital valenciana y mencionó un cuarto explosivo en 'la entrada y salida' de la línea férrea a la ciudad. Añadió que iban a explotar 'próximamente' aunque 'alguna' podía haberlo hecho antes de la llamada, según dijo.

Desde el diario, como es habitual, se dio aviso a la Ertzaintza, que activó los protocolos de coordinación con el Ministerio del Interior. El tipo de aviso tenía trazas de veracidad para los expertos. De ser cierto el aviso, se hubiera tratado de un objetivo tradicional de ETA en verano, la Comunidad Valenciana, y de un tipo atentados, dirigidos contra el transporte público, que buscan provocar el caos circulatorio.

El tipo de aviso tenía trazas de veracidad para los expertos 

El 3 de diciembre de 2006, cinco artefactos de escasa potencia explotaron en las inmediaciones de otras tantas gasolineras próximas a Madrid en plena operación salida del puente de la Constitución.

La experiencia con las falsas alarmas señala que el individuo que las realiza no afina tanto en copiar el modus operandi de ETA. En esta ocasión habló de la Carretera de Valencia 35, de Liria a Campanar, de otro artefacto en la carrera V30, puerto María Edal empalme con la A7; en la entrada y salida de la línea férrea de Valencia Capital; y en la Avenida Cid, de Manises a Valencia.

Una columna de humo provocó que se difundiera, incluso desde instancias oficiales, que uno de los artefactos había estallado, lo que finalmente fue desmentido por el Ministerio del Interior. También fue inspeccionada una olla abandonada dentro del campo de búsqueda, pero también se descartó —tras comprobar que estaba vacía— que se tratara de una bomba.

La organización terrorista ETA no atenta desde el 9 de agosto de 2009, cuando un comando colocó tres artefactos explosivos en los baños de establecimientos públicos de Palma de Mallorca. Probablemente ese mismo comando fue el responsable del asesinato de dos guardias civiles en la isla once días antes.

El falso anuncio de las bombas de hoy se produce en un momento plagado de rumores sobre un supuesto anuncio de alto el fuego por parte de la organización terrorista, una vez que la izquierda abertzale ha emplazado a la banda a abrir un 'proceso sin violencia'.