Público
Público

Bush advierte de una "larga y dolorosa recesión" si no se aprueba el plan de rescate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EE.UU., George W. Bush, advirtió hoy que el país se enfrenta a una "larga y dolorosa recesión" debido a la "grave crisis financiera", lo que obligó al Gobierno a intervenir con un contundente plan de rescate.

En un discurso a la nación, pronunciado esta noche desde la Casa Blanca, el presidente trató de convencer al pueblo estadounidense de que se debe apoyar el plan de rescate que propuso su Gobierno al Congreso, y que asciende a 700.000 millones de dólares.

"Estamos en medio de una grave crisis financiera y el Gobierno está respondiendo con acciones contundentes", dijo Bush, quien advirtió también de que los mercados no están "funcionando apropiadamente" y se ha perdido la confianza en ellos.

Bush insistió en que los principales sectores "están en riesgo" y más bancos podrían entrar en bancarrota si el Congreso no accede a apoyar el plan de medidas del Gobierno, que permitirá al Tesoro adquirir la deuda "tóxica" que tienen los bancos.

De no aprobarse este plan, afirmó Bush, "Estados Unidos entrará en recesión. No podemos dejar que eso suceda", por lo que hizo un llamamiento al Congreso para que lo apruebe con urgencia.

Asimismo, dijo entender "la preocupación y la frustración" de los ciudadanos y afirmó que se vio obligado a intervenir para "evitar el pánico financiero" y la "recesión".

Bush se dirigió al país inmediatamente después de invitar a los líderes del Congreso y a los candidatos republicano, John McCain, y demócrata, Barack Obama, a una reunión mañana jueves en la Casa Blanca para tratar de llegar a un compromiso conjunto sobre el plan de rescate.

"Sin una acción inmediata por parte del Congreso, Estados Unidos podría caer en un pánico financiero, a lo que seguiría una situación agobiante" en el país.