Público
Público

Bush advierte de que el peligro del huracán "Gustav" aún no ha pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EE.UU., George W. Bush, advirtió hoy de que el peligro del huracán "Gustav", que tocó tierra este lunes en Luisiana, aún no ha pasado y pidió a los residentes de la costa del Golfo de México que lo tomen en serio.

"Esta tormenta todavía tiene que pasar. Es un serio evento", afirmó Bush en un centro operativo de emergencias en Austin (Texas), adonde viajó hoy para supervisar las labores de evacuación y estar cerca del área afectada por el "Gustav".

Bush, que suspendió su viaje a Mineápolis-Saint Paul (Minesota), donde iba a asistir a la Convención Republicana, estaba acompañado por el director de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés), David Paulison, y el gobernador de Texas, Rick Perry.

En breves declaraciones a la prensa en el centro operativo de emergencias, el gobernante elogió los esfuerzos de las autoridades federales, estatales y locales para evacuar a los ciudadanos.

"La coordinación en este caso es mucho mejor que durante el 'Katrina'", afirmó el mandatario estadounidense.

El trabajo del Gobierno federal es ayudar a los estados afectados por el huracán, agregó Bush, quien prometió que se asegurará de que las autoridades estatales tengan todos los medios necesarios para poder salir adelante y para iniciar las tareas de recuperación.

"En este sentido estoy tranquilo", afirmó.

Bush aplaudió que los residentes de la costa del Golfo de México hayan tomado la decisión de abandonar sus casas y ciudades, pero les advirtió de que el riesgo aún no ha pasado.

En este análisis coincidió el alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, quien pidió a los ciudadanos que no salgan todavía de sus casas, porque "aún no se ha terminado esto".

"Estamos bien", declaró Nagin a CNN, que, no obstante, instó a Estados Unidos a que "siga rezando" por ellos.

El huracán "Gustav" impactó cerca de la localidad de Cocodrie, a 110 kilómetros al oeste de Nueva Orleans, que se ve afectada por vientos huracanados de más de 120 kilómetros por hora.