Público
Público

Bush afirma que la investidura de Obama es "un momento de esperanza y orgullo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, considera que la investidura de su sucesor, Barack Obama, como primer mandatario negro del país el próximo 20 de enero será "un momento de esperanza y orgullo".

Así lo afirma en extractos difundidos hoy por la Casa Blanca de su discurso televisado de despedida a la nación, en los que agradece también al país que le haya permitido ocupar la presidencia durante ocho años.

Asimismo, como ha hecho en casi cada comparecencia pública de los últimos meses, pasa revista al legado que deja al cerrarse su mandato, entre cuyos logros destaca el que no se hayan vuelto a producir atentados en suelo estadounidense, tras los del 11 de septiembre de 2001, que marcaron el comienzo de su Gobierno.

"Nuestro país está equipado con nuevas herramientas para supervisar los movimientos terroristas, congelar su financiación y destruir sus tramas", sostiene Bush y también asegura que "con firmes aliados de nuestra parte, hemos llevado la lucha al territorio de los terroristas y aquellos que los apoyan".

Precisamente la guerra en Irak, o la aprobación de un programa de escuchas telefónicas a sospechosos en suelo estadounidense, han sido algunas de las principales críticas contra el Gobierno de Bush.

El presidente saliente alude a esas críticas en el discurso, al afirmar que sus decisiones han generado "un debate válido", aunque defiende que "no puede haber un debate sobre sus resultados".

Estados Unidos "ha pasado más de siete años sin un nuevo atentado terrorista", recuerda.

Además de este logro, Bush enumera entre otros la "promoción de la libertad y los derechos humanos en el mundo", el aumento de fondos contra el sida en África, la reforma del sistema educativo y los recortes de impuestos.

Aunque reconoce errores y "cosas que haría de manera diferente si pudiera", insiste en que "siempre he actuado teniendo en cuenta lo que más convenía a nuestro país" y de acuerdo con su conciencia.

"Es posible que ustedes no estén de acuerdo con algunas decisiones difíciles que he tomado. Pero espero que estén de acuerdo en que estuve dispuesto a tomar decisiones difíciles", apunta.

Bush, quien desea éxito en su discurso a Obama, "un hombre cuya historia refleja la promesa duradera de nuestra tierra", concluye su discurso con la advertencia de que la amenaza terrorista sigue existiendo.

"Nuestros enemigos son pacientes y están decididos a atacar de nuevo", advierte, antes de instar en que "debemos evitar dormirnos en los laureles. Tenemos que mantenernos resueltos, y no debemos jamás bajar la guardia".

En su lista de recomendaciones, Bush también insta a "rechazar el aislacionismo y su compañero, el proteccionismo", pues "retirarnos tras nuestras fronteras solo invitará al peligro".