Público
Público

Bush comienza su gira en África con un llamamiento a una salida negociada en Kenia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En una visita relámpago a Benin al comienzo de su gira por varios países de África, el presidente estadounidense, George W. Bush, hizo hoy un llamamiento a una salida negociada a la crisis en Kenia.

Bush llegó a primera hora de hoy al aeropuerto internacional de Cotonú, la capital de Benin, a bordo del avión presidencial "Air Force One", acompañado por su esposa Laura y la secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

La única actividad que tenía previsto en Benin fue la entrevista con el presidente de ese país, Yayi Boni.

En declaraciones antes de terminar su visita a Benin, Bush reiteró ante los medios de comunicación la preocupación de su país por la situación en Kenia y la necesidad de lograr una salida a la crisis en este país, según informes radiales captados en esta capital.

Bush abogó por una gestión repartida del poder en Nairobi para acabar con la violencia y recordó el anunciado viaje de Rice a Nairobi para entregar a los dirigentes de ese país un mensaje en este sentido.

También se mostró partidario del despliegue de "una fuerza robusta" de la ONU en la región sudanesa del Darfur para que ponga fin al conflicto que estalló en febrero del 2003 y que ha creado la peor crisis humana de este siglo.

El presidente beninés entregó a Bush la medalla de la "Dignidad de la Gran Cruz", la máxima distinción del país como recompensa de "los esfuerzos desplegados por el Gobierno norteamericano por el desarrollo económico y social" de Benín

Boni agradeció a Bush el papel que ha desempeñado personalmente durante sus dos mandatos para hacer posible la erradicación de las grandes plagas que afectan a los países africanos, en alusión al paludismo y al sida.

En su viaje, Bush visitará Tanzania, Ruanda, Ghana y Liberia, y se espera que durante la gira los temas dominantes sean la situación en Darfur y el conflicto que se arrastra en Kenia desde las elecciones del 27 de diciembre pasado.

El Consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Stephen Hadley, confirmó esta semana en que Bush tratará ambos temas en todas sus escalas.

Sobre Darfur, donde Estados Unidos considera que tiene lugar un "genocidio", Bush dijo el jueves estar "un poco frustrado" por la lentitud en ampliar la actual fuerza de paz de la ONU.

En Ruanda, otro país que sufrió un genocidio, Bush agradecerá a su Gobierno el envío de tropas a Darfur como cascos azules y pedirá a otros países africanos que sigan su ejemplo.

Durante la gira de Bush por África la secretaria de Estado se desplazará el lunes a Kenia con el fin de reforzar los esfuerzos de mediación que realiza en Nairobi el ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

En sus declaraciones, Hadley instó a las partes a que lleguen a un acuerdo para compartir el poder y que se celebren "elecciones libres y justas".

Ayer, viernes, Annan confirmó que el Gobierno y la oposición habían llegado a un acuerdo para una serie de formas constitucionales y electorales para evitar que se repitan situaciones como las que llevaron a la crisis actual.

Pero los acuerdos anunciados no incluyen la posibilidad de que haya una nueva votación ni se habló sobre la posibilidad de que la oposición acceda al Gobierno del presidente keniano, Mwai Kibaki.

Se espera que durante su gira Bush analice con sus colegas el proyecto de la Casa Blanca de establecer un mando militar en África para coordinar sus acciones en ese continente.