Público
Público

Bush conmuta sentencias a policías fronterizos en su último día

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Tabassum Zakaria

El presidente George W. Bush, en uno de sus últimos actos oficiales, conmutó las sentencias de prisión de dos agentes de la patrulla fronteriza, pero no otorgó indultos para reos de alto perfil, como el ex asesor vicepresidencial Lewis "Scooter" Libby.

Bush conmutó la sentencia de 11 años de prisión de Ignacio Ramos y la condena de 12 años de Jose Alonso Compean, quienes fueron procesados por disparar en las nalgas a un narcotraficante mexicano que no estaba armado, en un caso de Texas que obtuvo gran atención mediática.

La condena en 2006 provocó el enojo de sus partidarios, quienes dijeron que los agentes habían sido tratados con demasiada severidad y que sólo estaban haciendo su trabajo. Con la conmutación, sus sentencias de prisión expirarán el 20 de marzo.

"(Bush) cree que el tiempo de la sentencia y las condiciones de su confinamiento son demasiado duras, ellos sufrieron suficiente por sus delitos", dijo un alto cargo de la Casa Blanca, bajo condición de anominato.

"Cree que ambos hombres recibieron un juicio y un veredicto justos", sostuvo el funcionario.

Se espera que esta sea la última medida de clemencia de Bush antes de que abandone la presidencia al mediodía (17:00 GMT) del martes, cuando Barack Obama asuma el control de la Casa Blanca.

El Gobierno de México criticó el lunes la decisión de Bush de indultar a los agentes, asegurando que fue producto de una campaña de presión por parte de grupos anti inmigrantes en Estados Unidos.

"Nosotros a lo largo de todas estas presiones hemos expresado lo más firme posible nuestra oposición a que esto sucediera", dijo Carlos Rico, subsecretario para América del Norte de la cancillería mexicana, en rueda de prensa.

"Nos parece que es algo que envía un mal mensaje, un mensaje de impunidad", agregó.

Las conmutaciones suponen un marcado contraste con su predecesor Bill Clinton, quien emitió 140 indultos en su último día como presidente.

La controversia aún rodea al indulto de último minuto de Clinton para el financiero fugitivo Marc Rich, cuya ex esposa era una importante donante de fondos para los demócratas.

El nominado de Obama para fiscal general, Eric Holder, enfrentó cuestionamientos por el indulto de Rich durante audiencias de confirmación y dijo que se equivocó al apoyar la medida de 2001, cuando era vicefiscal general de Clinton.

El Departamento de Justicia afirmó que Clinton otorgó un total de 459 de peticiones de clemencia y que el ex presidente Ronald Reagan firmó 406 durante su mandato.

SIN INDULTO PARA LIBBY

Bush ha sido mucho más limitado con estas medidas, dado que emitió un total de 189 indultos y 11 conmutaciones de sentencias durante sus ocho años de mandato, de acuerdo a la Casa Blanca. Ninguno ha generado la polémica de los indultos de Clinton.

Quizás más notable que las conmutaciones fueron los indultos no concedidos en vísperas del término de su presidencia.

No se emitió un indulto para Libby, el ex jefe de gabinete del vicepresidente Dick Cheney, quien fue sentenciado por mentir a un jurado que investigaba la filtración a la prensa de la identidad de la agente de la CIA Valerie Plame. Bush conmutó en 2007 30 meses de sentencia de Libby.

El mandatario también omitió el caso del ex senador Ted Stevens, quien está apelando su condena del 27 de octubre por no declarar regalos significativos en sus formularios de información financiera.

Stevens, un republicano, perdió la carrera para la reelección en noviembre y ha acusado a los investigadores federales de gestionar inadecuadamente su caso.