Público
Público

Bush da la bienvenida al Papa Benedicto XVI y afirma que EE.UU. es un país de fe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dio hoy la bienvenida al papa Benedicto XVI y afirmó que EE.UU. es un país de fe y compasión.

"Nuestra Nación le da la bienvenida y valoramos su ejemplo", dijo Bush durante una elaborada ceremonia de bienvenida al papa Benedicto XVI, con quien se reunirá en privado en el Despacho Oval.

"Nuestra Nación está conmovida y honrada de que usted decidió visitar EE.UU. en su cumpleaños", agregó Bush, al agradecer también que, ante la amenaza del terrorismo, el Papa propaga "el mensaje de que Dios es amor".

El mandatario estadounidense dijo que en EE.UU., el Papa encontrará un país de "oración" y "compasión" porque "los estadounidenses creen que a una sociedad libre se le mide por cómo trata al más débil y más vulnerable entre nosotros".

"En nuestra nación coexiste la fe y la razón", continuó Bush, al destacar los esfuerzos de su país por erradicar las enfermedades, aliviar la pobreza y promover la paz en "sitios sumidos en la oscuridad de la tiranía y la desesperanza".

El Papa, que hoy cumple 81 años, fue recibido con vítores y la canción de feliz cumpleaños, una interpretación del "padrenuestro" de la soprano Kathleen Battle, y una salva de 21 cañonazos.

Entre los más de 9.000 invitados a la ceremonia -una de las de mayor asistencia jamás realizadas en la Casa Blanca- figuran la primera dama, Laura Bush; el vicepresidente Dick Cheney, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo hoy que en su encuentro con el Papa, el presidente Bush no tiene previsto dedicar mucho tiempo a asuntos relacionados con la guerra en Irak.

El Vaticano se opuso a la invasión de Irak en 2003, pero ahora considera que la presencia militar estadounidense está contribuyendo a la estabilidad y a la protección de las minorías cristianas en ese país árabe.

"El asunto principal del terrorismo y el extremismo es algo de lo que hablarán ambos", agregó Perino.

Aunque Bush y el Papa difieren sobre el conflicto en el país árabe, ambos sí comparten filosofías conservadoras respecto al derecho de nacer y su oposición a las investigaciones con células madre embrionarias.