Público
Público

Bush, Gorbachov y Kohl conmemoran la caída del Muro de Berlín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

George Bush, Mijail Gorbachov y Helmut Kohl rindieron sus respetos a los ciudadanos de a pie que propiciaron la revolución pacífica que en 1989 derribó el Muro de Berlín, en una emotiva ceremonia en Berlín el sábado.

cuyo firme liderazgo despejó el camino para la apertura del Muro el 9 de noviembre de 1989 - recordaron los apasionantes acontecimientos que llevaron al fin de la Guerra Fría, en una ceremonia a la que asistieron 1.800 personas.

"Nosotros, los alemanes, no tenemos muchas cosas en nuestra historia de las que sentirnos orgullosos", dijo Kohl, de 78 años, que fue canciller de Alemania Federal y luego de la Alemania unificada de 1982 a 1998. "Pero tenemos todas las razones para sentirnos orgullosos de la reunificación alemana", añadió.

La reunión en Berlín de los tres líderes da el pistoletazo de salida a una semana de celebraciones en la capital alemana, que conmemora el vigésimo aniversario de la apertura del Muro de Berlín el 9 de noviembre.

Bush, presidente de Estados Unidos entre 1989 y 1993, rindió tributo en su intervención a los innumerables valientes alemanes del Este que se arriesgaron a ser perseguidos por acudir a las protestas masivas en demanda de reformas en los meses previos a la caída pacífica del Muro.

"Es una alegría estar aquí con mis antiguos colegas", dijo Bush, que rodeó repetidamente con su brazo tanto a Gorbachov como a Kohl en la ceremonia de dos horas, que tuvo lugar en un teatro en Friedrichstrasse, cerca de donde se levantaba el muro hasta 1989.

"Hay que puntualizar que los acontecimientos históricos para cuya celebración nos hemos reunido no se pusieron en marcha en Bonn, o en Moscú, o en Washington, sino en las mentes y corazones de las personas que habían estado demasiado tiempo privados de los derechos que otorga Dios", añadió.

"El Muro nunca podría borrar vuestro sueño, nuestro sueño, de una Alemania, una Alemania libre, una Alemania orgullosa", dijo Bush, de 85 años.

Los tres ex dirigentes disfrutaron claramente de la compañía de los otros en su primera reunión en muchos años, aunque Kohl iba en silla de ruedas y tenía dificultades para hablar, mientras que Bush se apoyaba en un bastón.

BUSH ALABA A GORBACHOV

El Muro de Berlín, un símbolo de la Guerra Fría que dividió la ciudad y a Alemania, quedó abierto en noviembre de 1989 y las dos Alemanias se reunificaron once meses después. Los investigadores dijeron que al menos 136 personas murieron al intentar cruzar a Occidente.

Gorbachov, presidente de la Unión Soviética en aquel momento y galardonado en 1990 con el Premio Nobel de la Paz, dijo que la caída del Muro y el fin de la Guerra Fría eran la culminación de un proceso largo de reconciliación abierto tras la Segunda Guerra Mundial.

"Los ciudadanos fueron los héroes", dijo Gorbachov, de 78 años, que sigue siendo muy popular en Alemania por su destacado papel en el otoño de 1989.

"Ninguno de nosotros tres quiere llevarse los laureles por los logros de generaciones anteriores", añadió.

Gorbachov, que se salió de su discurso para decir que "era bueno" que el presidente Barack Obama haya ganado el Nobel de la Paz este año, tuvo un recuerdo para el predecesor de Bush, Ronald Reagan.

Bush había sido criticado en un principio en algunos círculos estadounidenses en 1989 por no acudir a Berlín a celebrar la caída del Muro. Por contra, Reagan dio un discurso contundente en el lado occidental del Muro dos años antes, en 1987.

"Señor Gorbachov, derribe el Muro", dijo entonces Reagan.

El sábado Gorbachov sacó esto a colación y dijo: "Sabíamos que la primera especialidad de un presidente es que tiene que ser actor".

Gorbachov añadió: "Tenemos que entender que el proyecto europeo no puede completarse, que no habrá ningún triunfo si se construye basado en el sentimiento antirruso o antiamericano".

Bush fue todo elogios para con Gorbachov el sábado.

"No tengo ninguna duda de que los historiadores reconocerán a Mijail por su visión inusual y por su compromiso incondicional hacia la reforma y la apertura pese a los esfuerzos de aquellos que resistieron el cambio e ignoraron la llamada de la historia", dijo.