Público
Público

Bush insiste en que mantiene esperanzas de un acuerdo de paz para Oriente Medio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EE.UU., George W. Bush, insistió hoy en que mantiene sus esperanzas de lograr un acuerdo de paz para Oriente Medio antes de que concluya su mandato en enero próximo.

Bush, recién llegado de participar en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), mantuvo hoy un intenso día de contactos diplomáticos. Su jornada se inició con un encuentro con el presidente libanés, Michel Suleimán, y a continuación lo hizo con el líder palestino, Mahmud Abás.

En unas breves declaraciones a la prensa antes de comenzar la reunión con Abás, el mandatario estadounidense indicó: "Agradezco su determinación y su deseo de tener un Estado palestino. Comparto ese deseo con usted".

"Es un trabajo complicado lograr un Estado después de tantos años. Sin embargo, hay una determinación firme por mi parte y por la suya a dar a los palestinos un lugar donde pueda haber dignidad y esperanza", explicó.

Bush, que el año pasado se comprometió a llegar a un acuerdo entre israelíes y palestinos antes de dejar su cargo el 20 de enero del año próximo, indicó que le quedan cuatro meses en el puesto y que tiene esperanza en que el acuerdo de paz por el que se ha trabajado "pueda ocurrir".

Por su parte, Abás afirmó que su país no puede vivir sin esperanza. "Seguiremos trabajando para lograr y hacer realidad esa esperanza", señaló al respecto.

EE.UU. patrocinó el año pasado la cumbre entre israelíes y palestinos en Annapolis pero desde entonces el proceso de paz apenas ha registrado avances.

Las conversaciones se han estancado aún más si se cuenta la renuncia del primer ministro israelí, Ehud Olmert, entre acusaciones de corrupción. Su reemplazo, Tzipi Livni, ha indicado su intención de seguir adelante con el proceso de negociación.

Bush, que hoy se reunía también con los candidatos presidenciales de su país, Barack Obama y John McCain, y una delegación del Congreso para tratar sobre el plan de rescate financiero valorado en 700.000 millones de dólares, tiene previsto concluir su jornada con una reunión con el primer ministro indio, Manmohan Singh.

Con Singh el presidente estadounidense tiene previsto tratar sobre el acuerdo de cooperación nuclear suscrito hace dos años entre los dos países y pendiente de aprobación en el Congreso de EE.UU.

En su primera reunión de la mañana, con Suleimán, el presidente libanés le subrayó que los refugiados palestinos presentes en su país deben de poder regresar a su patria.

En unas breves declaraciones antes del comienzo del encuentro, Bush expresó a su colega libanés su voluntad de que Líbano sea "libre, soberano e independiente".

El presidente estadounidense expresó, asimismo, su satisfacción por el diálogo nacional que Suleimán ha abierto "en un intento de buscar la reconciliación" en un país profundamente dividido entre sus comunidades cristiana, suní y chií.

Por su parte, Suleimán afirmó: "Estamos aquí para sostener nuestro derecho a un Líbano próspero y democrático, un país diverso en su naturaleza y en su gente".

También, indicó, busca "reafirmar la necesidad de liberar todos los territorios libaneses", en alusión a las zonas de Chaba y Kfar Chuba, en el sur del país y ocupadas por Israel.

El mandatario árabe también quiso "dejar muy claro que el futuro de los refugiados palestinos está en su patria, no en Líbano".

"Señor presidente, creemos que eso le conviene a Líbano y al propio pueblo palestino", señaló al respecto.

Millones de palestinos viven en campos de refugiados en Líbano en condiciones de extrema pobreza. Estos campos se han convertido en ocasiones en focos de inestabilidad, como ocurrió el año pasado en el de Nahar el Bared, donde los enfrentamientos entre facciones palestinas y con el Ejército libanés se prolongaron semanas.