Público
Público

Bush instará a reparar el sistema financiero, no a desmantelarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que este fin de semana será el anfitrión de la cumbre sobre la crisis financiera mundial, instará a solucionar los problemas actuales en lugar de desmantelar el sistema existente, dijo el miércoles la Casa Blanca.

Bush viajará el jueves a Wall Street para ofrecer sus puntos de vista sobre los mercados financieros y la economía global de cara a la reunión de los líderes del G-20 en Washington.

La cumbre se celebrará el viernes y el sábado y se prevé que inicie una revisión de la arquitectura financiera global.

Los gobiernos ya han inyectado cientos de miles de millones de dólares en los mercados en un intento por activar los mercados crediticios, calmar a los nerviosos operadores, y evitar que la economía mundial caiga en una recesión.

"Deberíamos solucionar los problemas que tenemos en lugar de desmantelar un sistema que ha mejorado las vidas de cientos de millones de personas de todo el mundo", declaró el portavoz de la Casa Blanca Carlton Carroll, anticipando los comentarios de Bush.

Algunos líderes han instado a emprender grandes reformas en el sistema financiero, pero el presidente Bush se ha mostrado más cauteloso.

El presidente "subrayará que el capitalismo de libre mercado, especialmente el libre intercambio, es aún el mejor sistema para lograr crecimiento económico y sacar a la gente de la pobreza", dijo Carroll.

La cumbre del G-20, a la que acudirá España, reunirá a países emergentes claves como China, India, Brasil y Sudáfrica con el denominado Grupo de los Siete (G-7) países industrializados para examinar las causas de las turbulencias y proponer soluciones.

Los líderes cenarán el viernes por la noche en la Casa Blanca y el sábado llevarán a cabo dos sesiones plenarias. Sin embargo, hay dudas sobre si las diferencias existentes entre los participantes del G-20 permitirán alcanzar avances tangibles.

La reunión será la primera de una serie de encuentros, y responsables estadounidenses prevén que la próxima tenga lugar durante el primer trimestre de 2009, probablemente después de que Bush deje el cargo y sea reemplazado por el presidente electo, Barack Obama.