Público
Público

Bush lamenta sobre todo los errores de inteligencia en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, George W. Bush, ha declarado que lo que más lamenta de su mandato son las informaciones erróneas de los servicios de inteligencia acerca de que Irak tenía armas de destrucción masiva, y subrayó que no estaba preparado para enfrentarse a una guerra cuando asumió su cargo.

Bush dejará la Casa Blanca el 20 de enero con índices históricamente bajos de aprobación, debido en parte a la impopular guerra en Irak, que derrocó al líder iraquí Sadam Husein, tras la invasión liderada por Estados Unidos en marzo de 2003. Más de 4.200 soldados estadounidenses han muerto en Irak.

"Lo que más lamento de todo el período es el error de la inteligencia en Irak. Muchas personas pusieron en juego su reputación para decir que las armas de destrucción masiva eran una razón para derrocar a Sadam Husein", explicó Bush en una entrevista emitida el lunes en el programa "World News" de la cadena ABC.

Sin embargo, Bush declinó hacer especulaciones sobre si habría decidido declarar la guerra si la información de inteligencia hubiese dicho que Irak no poseía armas de destrucción masiva.

"Esa es una pregunta interesante. Es una vuelta atrás que no puedo hacer", respondió Bush en esta entrevista reciente que tuvo lugar en Camp David.

Mientras se prepara para el traspaso de los conflictos de Irak y Afganistán a su sucesor, el presidente electo Barack Obama, Bush comentó que el asunto para el que menos preparado estaba cuando se convirtió en mandatario era la guerra.

"Creo que no estaba preparado para la guerra. En otras palabras, no hice mi campaña diciendo: 'Por favor vótenme. Yo seré capaz de gestionar un ataque'", explicó Bush. "No anticipé la guerra", agregó.

Retirar las tropas estadounidenses de Irak antes del momento apropiado hubiera comprometido sus principios, comentó.

"Fue una decisión difícil, particularmente dado que muchas personas me aconsejaban salir de Irak o hacer un repliegue en Irak", agregó.

Actualmente hay 146.000 soldados estadounidenses en Irak y 32.000 en Afganistán.