Público
Público

Bush pide apoyo para sus planes de rescate y advierte de que "toda nuestra economía está en peligro"

El presidente republicano insta a aprobar su plan de rescate de empresas en problemas: "Estamos en medio de una grave crisis financiera y el Gobierno federal está respondiendo con una acción decisiva"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Toda nuestra economía está en peligro'. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha reconocido que su país se encuentra en medio de una grave crisis financiera.

Ha sido su primer paso para tratar de convencer a sus compatriotas de que respalden un plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares para sacar de apuros a las entidades financieras en problemas.

'Estamos en medio de una grave crisis financiera y el Gobierno federal está respondiendo con una acción decisiva', ha asegurado Bush en un mensaje pronunciado esta noche desde la Casa Blanca.

En ese sentido, el mandatario estadounidense ha alertado de que 'el mercado no está funcionando apropiadamente', de que existe una importante pérdida de confianza y que los sectores más relevantes están en riesgo. Y una advertencia más: 'Los bancos podrían declararse en bancarrota y provocar una recesión en la economía estadounidense'.

Pese a reconocerse 'un férreo defensor del libre mercado' y tener un 'instinto natural' que le hace 'oponerse a la intervención del Gobierno', su ideología pasa a una página secundaria cuando vienen mal dadas. A su juicio, 'estas no son circunstancias normales', 'el mercado no está funcionando correctamente' y 'ha habido una enorme pérdida de confianza'. Por eso está justificado que el Estados salga en defensa de empresas en crisis.

Y ojo, porque de no aprobarse su plan de salvamente, Estados Unidos entrará en recesión. 'No podemos dejar que esto suceda', ha avanzado al tiempo que ha hecho un llamamiento al Congreso para que apruebe con urgencia el plan de rescate. 'Sin una acción inmediata del Congreso podría comenzar a reinar el pánico en América'.

El plan de rescate de 700.000 millones de dólares (473.047 millones de euros) fue propuesto para sacar de apuros a las entidades financieras y con la esperanza de resucitar los mercados de crédito, moribundos por una masiva deuda vinculada con las hipotecas.

'El Gobierno es la única institución que puede comprar los activos ilíquidos y mantenerlos hasta que los precios vuelvan a la normalidad', ha subrayado.

Poco antes de que Bush lanzara su mensaje de emergencia, los candidatos a la presidencia dieron a conocer una declaración conjunta instando a los legisladores estadounidenses a cooperar y alcanzar un acuerdo de rescate financiero para evitar 'una catástrofe económca'.

En una declaración de tres párrafos dada a conocer por McCain, el candidato republicano a la Presidencia, y su rival demócrata Obama, dijeron que era el momento para que ambos partidos se unan por el bien del pueblo estadounidense.

'Este es un momento para elevarse sobre la política por el bien del país', indicó la declaración. 'No podemos arriesgarnos a una catástrofe económica. Ahora es nuestra oportunidad de unirnos para probar que una vez más Washington es capaz de liderar a este país'.

Obama, por su parte, aseguró en un comunicado lanzado por el equipo de su campaña, que tanto él como McCain consideran que el plan de rescate debe ser aprobado sin ninguna enmienda adicional.