Público
Público

Bush prepara el anuncio sobre el número de soldados que dejará en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EE.UU., George W. Bush, podría anunciar mañana su decisión sobre el número de soldados en Irak y se espera que acepte las recomendaciones de los mandos militares de dejar la cifra invariable por el momento.

Bush tiene previsto pronunciar mañana un discurso ante la Universidad Nacional de Defensa, en Washington.

Según afirmó hoy la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, "creo que es probable que oigan (la decisión) esta semana, posiblemente mañana mismo".

Bush estuvo en contacto con representantes del Pentágono y del Parlamento iraquí en los últimos días, según dijo la portavoz previamente.

El presidente anunció en junio pasado la suspensión de las reducciones de tropas, que tuvieron lugar en los primeros siete meses del año, a la espera de las recomendaciones de los mandos militares.

Las recomendaciones incluyen, al parecer, que mantenga, de momento, el número de soldados en Irak, unos 140.000 en la actualidad, y que reduzca ésa cifra en unos 8.000 soldados para mediados de enero.

Cerca de la mitad de esos efectivos corresponderían a una brigada de combate, mientras que el resto provendrían de un batallón de la Infantería de Marina y fuerzas de apoyo.

Eso dejaría en manos del sucesor de Bush, sea el demócrata Barack Obama o el republicano John McCain, decidir acerca de posibles reducciones más drásticas en el número de soldados estacionados en el país árabe.

Obama es partidario de un regreso de las tropas lo antes posible, mientras que McCain dijo que tomará una decisión de acuerdo a las recomendaciones de los mandos sobre el terreno.

Las sugerencias del comandante en jefe de las tropas en Irak, el general David Petraeus, según han publicado los medios estadounidenses, también prevén el envío de un contingente de la Infantería de Marina a Afganistán el próximo noviembre.

Los mandos militares pidieron el envío de más tropas a Afganistán, donde el movimiento talibán recuperó empuje, en particular en el sur del país.

Tanto Obama como McCain son partidarios de enviar más refuerzos al país centroasiático.