Público
Público

Bush se reúne con Karzai en su visita a Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Matt Spetalnick

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se reunió el lunes con el mandatario afgano, Hamid Karzai, para garantizarle que Washington apoyará a su país a pesar de la transición de poder en la Casa Blanca.

Desplazándose de una zona de guerra a otra, Bush viajó en secreto desde Bagdad hacia Kabul, aterrizando en plena noche, para encontrarse con Karzai y con las tropas estadounidenses que lideran la lucha contra la insurgencia talibán.

"Quiero estar en Afganistán para decir gracias al presidente Karzai y que el pueblo afgano sepa que Estados Unidos ha estado junto a ellos y seguirá estándolo", dijo Bush a periodistas antes de aterrizar en la Base Aérea Bagram, en las afueras de la capital.

Durante su visita de despedida a Bagdad el domingo, que tenía por objetivo destacar la caída de la violencia en Irak tras años de insurgencia, un periodista iraquí llamó "perro" a Bush y le lanzó sus zapatos.

Después de aterrizar en la base aérea de Bagram, en las afueras de Kabul, bajo estrictas medidas de seguridad, Bush entró en una tienda donde cientos de soldados le saludaron, mientras él les agradecía sus servicios.

"Estoy seguro de que tendremos éxito en Afganistán porque nuestra causa es justa", les dijo.

Bush pasó revista a una guardia de honor militar con Karzai antes de que se dirigieran al vigilado palacio presidencial.

Bush, quien ya ha ordenado un aumento de tropas en Afganistán, pareció brindar un respaldo tácito al compromiso del presidente electo, Barack Obama, de enviar más soldados al país una vez que asuma el cargo el 20 de enero.

"Reconozco que necesitamos más soldados. El presidente electo, Obama, va a tomar una decisión sobre las tropas y le hemos pedido a los aliados de la OTAN que envíen más soldados", dijo Bush.

COOPERAR CON PAKISTAN

Bush también dijo que era importante que Estados Unidos siga trabajando con Pakistán para presionar a los integristas en su frontera con Afganistán. Se cree que Osama bin Laden y sus máximos lugartenientes están escondidos en la remota región.

"Si Pakistán es un lugar desde el que se puede atacar con comodidad infraestructuras, ciudadanos, soldados, va a ser difícil que tengamos éxito en Afganistán", dijo Bush.

"Cuanto más logremos que Afganistán y Pakistán cooperen, más fácil será vigilar esa parte de las regiones fronterizas", agregó.

Bush realiza su segundo viaje a Afganistán en los siete años que han pasado desde que la invasión liderada por Estados Unidos derrocara al Gobierno talibán, después de que éste se negara a entregar a los responsables de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Cerca de 65.000 soldados internacionales están desplegados en Afganistán, incluidos más de 30.000 estadounidenses, luchando contra una insurgencia cada vez más violenta que preocupa en Washington y otras capitales occidentales.

"No cabe duda de que ha aumentado la violencia", dijo Bush. "Pero una razón del aumento de la violencia es que hemos destinado soldados a lugares en los que no lo habíamos hecho antes", agregó.

Cuando se le preguntó si Karzai, quien presumiblemente se presentará a la reelección en septiembre, era el hombre indicado para esa lucha, Bush dijo: "Eso lo decidirá el pueblo afgano. Eso es lo grandioso de las elecciones".