Publicado: 06.01.2014 23:16 |Actualizado: 06.01.2014 23:16

La búsqueda de los tres familiares arrastrados por una ola en Valdoviño se reanudará por la mañana

Un hombre, su hija y su cuñado fueron arrollados por un golpe de mar cuando caminaban por el faro de A Frouxeira, en el municipio coruñés de Valdoviño. Una hermana del primero logró vencer el oleaje, de hasta diez met

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El operativo de búsqueda de tres personas arrastradas esta tarde por un golpe de mar y miembros de una misma familia comenzará a primera hora de mañana, con la luz del día, tras desaparecer en la costa de Meirás, una parroquia litoral de acantilados escarpados en el municipio de Valdoviño (A Coruña). Fuentes de Salvamento Marítimo han informado de que el rastreo se ha suspendido casi a las 22 horas de hoy y se reanudará mañana a primera hora para continuar la búsqueda de estas tres personas que fueron arrolladas por el mar en las inmediaciones del faro de A Frouxeira.

Desde pasadas las 18:30 horas de hoy el operativo de rastreo está conformado por el Helimer, uno de sus helicópteros, y el buque de rescate Salvamar Gavia, así como efectivos de Protección Civil. El alcalde de Valdoviño, José Antonio Vigo, del PP, que se desplazó a última hora de la tarde hasta el lugar del suceso, confirmó que los tres pertenecían a una misma familia, y que eran vecinos del lugar de O Canto do Muro, en la parroquia de San Vicente de Meirás. Se trata de un hombre de mediana edad, su cuñado y una hija del primero. Su hermana logró asirse y evitó que el mar la arrastre con el resto de su familia y ha sido hospitalizada, dijo el regidor.

Vigo señaló que las olas en este tramo de la costa coruñesa, en alerta roja por el temporal marítimo alcanzaron esta tarde los 8 o 10 metros durante la última pleamar. "Es una barbaridad", aseguró. Hasta la zona se han desplazado también los bomberos del parque municipal de Ferrol, la Guardia Civil y miembros de las agrupaciones de Protección Civil de la zona para ayudar en el rastreo por tierra. "Es muy difícil ver algo de noche entre la espuma", apuntó el regidor, que opinó que la presencia allí de la familia pudo deberse a una "imprudencia", ya que eran vecinos del Porto, en Meirás, y conocían muy bien la costa del municipio en el que residían.

La mayor parte de la costa gallega estaba hoy en alerta roja (riesgo máximo) por el temporal en el mar con grandes olas muy especialmente a última hora de la tarde, antes de la pleamar de las 20:12 horas. La alerta también se extiende a la jornada de mañana y las autoridades, a través de la Dirección General de Emergencias, habían advertido a la población de los peligros de acercarse a la costa, en acantilados, diques o rompientes para contemplar el océano o hacer fotos.