Público
Público

Button lleva a Brawn al debut soñado y Alonso es quinto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El británico Jenson Button dejó el domingo sin palabras al dueño de Brawn GP, Ross Brawn, cuando ganó el Gran Premio de Australia y llevó a su equipo a un debut de ensueño en la Fórmula Uno, con los dos primeros lugares de la carrera.

El piloto asturiano Fernando Alonso quedó en el quinto puesto con su Renault tras remontar desde la décimo tercera posición hasta la sexta y después de que el italiano Jarno Trulli fuera sancionado tras finalizar la carrera por adelantar cuando el coche de seguridad estaba en la pista.

"Podía haber sido mejor, pero fue (una prueba) caótica y podía haber pasado cualquier cosa. Tenemos que mejorar. Es lo que queremos", dijo Alonso con respecto a su posición final.

El compañero de Button en el equipo, el brasileño Rubens Barrichello, llegó en segundo lugar de la carrera que da comienzo a la temporada 2009.

El brasileño llegó en ese puesto después de que Sebastian Vettel, de Red Bull, y Robert Kubica, de BMW- Sauber, chocaran cuando faltaban tres vueltas para el final.

El campeón mundial con McLaren, el británico Lewis Hamilton, se quedó con el tercer lugar y subió al podium debido a la sanción a Trulli.

Hamilton había cruzado la línea de meta en cuarto lugar, menos de tres segundos después del dúo de Brawn GP y Trulli, de Toyota, que fue penalizado con 25 segundos de menos.

El brasileño Felipe Massa y el finlandés Kimi Raikkonen no terminaron la carrera.

"No fue mi mejor carrera. Esta victoria es para mí y para el equipo. Eso es lo que me importa", comentó Button, de 29 años.

Ningún equipo de Fórmula Uno ganaba en su debut desde Wolf en 1977, mientras que el último en asegurarse los dos primeros lugares fue Mercedes en 1954.

"Uno no ve que Ross se quede habitualmente sin palabras. Pero en los últimos 15 minutos creo que no ha dicho ni una palabra. El gran jefe estaba mudo", comentó Button.

Trulli fue sancionado con una penalización de 25 segundos por adelantar a Hamilton mientras el coche de seguridad estaba en la pista en las últimas vueltas del Albert Park en Melbourne, y Toyota presentó una queja ya que el piloto afirma que le adelantó porque pensaba que el británico, al reducir su velocidad y hacerse a un lado, necesitaba ayuda y que no podía hacer otra cosa.

"Hemos rellenado una apelación para darnos tiempo para estudiar los datos y la situación", dijo Tadashi Yamashina, director del equipo japonés.

"Es triste que se cuestione este resultado", añadió.