Público
Público

Button logra la "pole" en Australia y Alonso será décimo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El británico Jenson Button colocó el sábado a su nuevo equipo Brawn GP en la "pole position" del Gran Premio de Australia que inaugura la temporada de la Fórmula Uno, mientras que el piloto asturiano Fernando Alonso saldrá desde la décima posición.

Alonso adelantó dos puestos después de que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA por sus siglas en inglés) puso en último lugar a Jarno Trulli y Timo Glock, de Toyota, por considerar que usó unos alerones traseros demasiado flexibles.

Glock y Trulli habían quedado en sexta y octava posición, respectivamente, tras las clasificaciones del sábado.

El compañero de equipo de Button, el brasileño Rubens Barrichello, correrá junto a él en la carrera del domingo.

La "pole" es la primera de Button en Fórmula Uno desde 2006 en el Gran Premio de Australia, cuando formaba parte de Honda.

El equipo Brawn, que emergió como el ave fénix de las cenizas de Honda, será el primero en empezar su carrera de debut en "pole position" desde que lo hizo el equipo March en el Gran Premio de Sudáfrica en 1970.

También será la primera vez en 38 carreras en que la pista esté alineada sin un Ferrari o un McLaren en la línea de salida.

"Los últimos cinco o seis meses han sido muy duros para ambos", dijo Button. "Un cambio de no tener dónde conducir ni un futuro en el automovilismo a llegar a la pole aquí es simplemente asombroso, realmente lo es", afirmó.

"Creo que aquí es donde merecemos estar, después de los tiempos difíciles que hemos vivido", declaró.

En tanto, el campeón defensor, el británico Lewis Hamilton, al volante de un McLaren, correrá desde la posición número 18 después de romperse la caja de cambios en las pruebas de clasificación y no participar de la segunda prueba de el sábado.

En la primera sesión, el británico, de 24 años, había finalizado en el decimoquinto lugar.

"Un cambio falló de forma catastrófica", dijo a los periodistas el jefe del equipo McLaren, Martin Whitmarsh.

"Cambiaremos la caja, de modo que aceptaremos las consecuencias de una modificación en la caja de cambios y Lewis comenzará mañana desde el puesto 20", añadió antes de la reubicación de Toyota.

Las normas de Fórmula Uno estipulan que las cajas de cambios deben utilizarse durante cuatro carreras sucesivas, con una pena de cinco puestos en la parrilla por cualquier cambio no programado.

Hamilton parecía tranquilo frente a esta situación.

"Realmente no puede ponerse peor que el último lugar, así que haremos el mejor trabajo desde ahí", manifestó.

"Somos un poco más rápidos que otros y tenemos que asegurarnos de sacar lo mejor de nuestra estrategia (...) Es un desafío y lo estoy esperando", señaló.