Publicado: 14.03.2014 08:26 |Actualizado: 14.03.2014 08:26

Los buzos entrarán este viernes en el interior del 'Santa Ana' para buscar a los seis marineros desaparecidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los buzos tienen previsto entrar este viernes en el barco 'Santa Ana' que naufragó el pasado lunes en el Cabo Peñas frente a las costas asturianas para buscar a los seis pescadores desaparecidos, según dijo el jueves el capitán de Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, Carlos Martínez.

El equipo de rescate compuesto por agentes de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo lograron el jueves estabilizar el barco para evitar el movimiento oscilatorio que tenía y que ponía en peligro la seguridad de los buzos durante las inmersiones. Por la tarde hicieron una primera inmersión hasta la puerta del buque pero por la escasa visibilidad y el hecho de encontrarse con muebles y cables sueltos ha hecho que lo hayan dejado para mañana.

El capitán de Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil afirmó que este viernes entrarían en el barco, pero no pudo garantizar cuándo acabarán. "No nos metan prisa", pidió. Los buzos está previsto lleguen al entorno de Cabo Peñas este viernes a las 9.30 horas, aunque la preparación de las operaciones comenzará a las 07.00 horas.

Para ganar tiempo se harán dos actuaciones simultáneas: entrar al barco por la proa y hacer un agujero en la popa. Los buzos de la Guardia Civil se encargarán de la primera acción, en la que deberán ir 'limpiando' el interior del buque y llegarán hasta los camarotes, donde se espera que estén los cuerpos de los seis marineros desaparecidos.

Para ello realizarán una inmersión a 25 metros, subirán a diez metros donde se encuentra la entrada del barco y volverán a bajar. Al mismo tiempo un equipo de Salvamento Marítimo creará un agujero por el que acceder a otras zonas del buque en que pudieran estar los cadáveres.

El director de operaciones de Salvamento Marítimo, Joaquín Maceiras, ha explicado que este jueves se han hecho dos intentos para remolcar el 'Santa Ana'. El primero de ellos resultó fallido porque al hacer un tiro de 15/20 toneladas se rompió" porque los cantos hicieron de cizalla". Después hubo un sistema de cadena de mayor resistencia, de 40/50 toneladas que se comprobó era suficiente resistente, con el que se pudo hacer efecto palanca y estabilizar el barco.

En este proceso el buque se ha desplazado ligeramente a costado de favor y continúa en posición vertical, con la popa asentada en el fondo del mar.

El naufragio del 'Santa Ana' tiene hasta el momento un único superviviente, Manuel Simal, que ya ha regresado a su casa de Muros (Galicia) y dos fallecidos cuyos cuerpos también han sido llevados a sus ciudades de origen. Se trata del patrón del barco Francisco Gomes Fragateiro, de nacionalidad portuguesa; y del cocinero del mismo, Manuel Indalecio Mayo Brea, también natural de Muros.

Los cuerpos que se buscan son los del resto de la tripulación: Manuel María Tajes Lucas José Mayo, ambos de nacionalidad española; Víctor José Farinhas, portugués y Suherman y Wasito, de Indonesia. A ellas se suma el asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas de la Escuela Náutica de Gijón.