Público
Público

Caamaño asegura que los últimos meses de la legislatura serán "decisivos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha asegurado hoy en A Coruña que los últimos meses de la legislatura serán "decisivos" para "consolidar reformas imprescindibles".

Caamaño dijo que los próximos meses hasta el final de la legislatura "no serán vacíos", y señaló que "se esperan días de mucho ruido" que requerirán de "temple y sentido de la responsabilidad".

"No nadamos en este largo océano de casi dos años con la mayor crisis económica de los últimos tiempos para renunciar ahora que estamos a punto de llegar a puerto", ha declarado Caamaño durante su intervención en un acto informativo organizado por "Fórum Europa. Tribuna Galicia".

El ministro ha subrayado que España se encuentra en términos de recuperación económica y social en los momentos "más candentes" y ha advertido de que "tan grave como no reformar sería el aparcamiento de las reformas".

"Ha llegado el tiempo de afrontar los retos apartando los falsos envoltorios y las ideas etéreas y es hora de empezar a llamar a las cosas por su nombre, y si lo hacemos todos, ciudadanos y responsables públicos, comenzaremos a ver mucho más nítido el lugar donde de hecho nos encontramos", ha declarado.

Caamaño ha recordado que el pasado viernes el Gobierno aprobó el objetivo de estabilidad conforme al cual el límite de gasto para 2012 será un 3,8 por ciento inferior al de este año.

"España cumple así su objetivo de gasto de acuerdo con lo pactado con la Comisión Europea y es importante subrayar que a pesar de esa reducción el gasto de las comunidades autónomas se incrementa en 7.900 millones y también crece el de los ayuntamientos, lo que significa que la Administración General del Estado va a soportar más severamente que otras las políticas de austeridad y consolidación fiscal", ha apostillado.

Ha explicado que este "desequilibrio en el esfuerzo" se ha hecho "pensando sobre todo en los ciudadanos y contando con un ejercicio responsable por parte de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos".

"Desde el Gobierno esperamos que las comunidades autónomas dediquen esos casi 8.000 millones de euros a hacer frente a los gastos sanitarios y educativos, mientras que los ayuntamientos reserven sus recursos extras a pagar a proveedores y a políticas de empleo", ha indicado el ministro.

Caamaño ha insistido en que el Gobierno "cumple con su objetivo de déficit" y al tiempo "apuesta por mantener ciertas políticas sociales", además de advertir de que "ahora le corresponde a las comunidades autónomas llevar a cabo esas políticas de contención del gasto sin reducir las prestaciones sanitarias o educativas".

"Si lo hicieran aduciendo las necesidades de una política más austera no estarían diciendo a los ciudadanos toda la verdad y sí estarían ocultando una mala gestión de los recursos públicos", ha advertido el ministro de Justicia.

Respecto a su departamento, ha precisado que "las cosas son un poco más complejas" porque en el reparto de competencias hay que sumar comunidades autónomas y organismos judiciales.

Ha valorado el desarrollo del plan estratégico de modernización de la justicia presentado hace dos años y medio, que, ha afirmado, "ha aportado una cultura radicalmente nueva basada en una concepción preferente de la justicia no como poder sino como servicio público para los ciudadanos".