Público
Público

Una cabaña al borde de un lago

Disfrutar del verano nórdico practicando el "slow-travel" en Finlandia resulta una atractiva opción. Y mucho más si alquilamos, para pasar esos días, una cabaña en plena naturaleza.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

Los largos días del verano nórdico filtran su luz a través de los bosques de abedules, invitándonos a perdernos en una naturaleza tranquila y a recuperar sin prisa los básicos y olvidados placeres de la vida en el campo. Alquilar un mokki, como se llaman las cabañas rurales en finés, es una estupenda sugerencia para vivir estos fugaces días estivales de manera más auténtica. Hay cabañas para todos los gustos y de muy diversos precios, desde magníficas casas en islas privadas hasta refugios perdidos en el interior de un bosque lapón.

El verano es tiempo de laxitud. Y más todavía para los habitantes de estos países que conviven muchos meses al año con el frío y la nieve. Para los finlandeses, escaparse a una cabaña perdida durante estos plácidos días del buen tiempo, para disfrutar de una naturaleza pujante, es casi una obligación. En todo el país existen numerosísimos alojamientos vacacionales, escondidos entre bosques, a la orilla de un lago o en algún punto resguardado de la costa. Alternar una sauna con el baño refrescante en el lago, al que se tiene acceso directo desde la misma terraza de la cabaña, en la tranquilidad de un entorno boscoso, es la esencia misma de lo que los finlandeses entienden por felicidad estival.

Una casa lapona
Koron Korsu es una cabaña escondida tras una loma, a la orilla de la laguna de Korsulampi, en Posio, a unos 130 km al sureste de Rovaniemi. Este auténtico cottage está totalmente construido con madera y decorado en estilo rústico. Dispone de una habitación para tres personas y una sauna privada. Aquí se deja atrás el mundo moderno y te llegas a sentir parte de la naturaleza: se ilumina con velas, el baño se encuentra en el exterior y el agua potable proviene directamente del manantial que hay junto a la cabaña. El cercano cañón Korouoma ofrece un escenario perfecto para el senderismo y la pesca.

Abandonarse también al lujo
Villa Fregatti está situada en la isla privada Aateli, en el hermoso Lago Nauasjärvi. La villa tiene tres dormitorios, chimenea, sauna, hidromasaje, home cinema y terraza acristalada. Se puede llegar a ella a bordo de dos barcos, de los cuales el General Jermu se puede alquilar para salidas de pesca y otras actividades acuáticas. Tiene incluso helipuerto. Los precios, evidentemente, se disparan, pero por la belleza de la isla, reservada tan sólo para sus habitantes, tal vez merezca la pena el capricho.

Un original guiño
Wanha Paloasema es una antigua estación de bomberos reconvertida en alojamiento rural. Se encuentra en los terrenos del Hotel Patruunantalo, a unos 110 km al este de Helsinki. Sus interiores han sido completamente reformados y sólo el aspecto exterior y antiguas fotos recuerdan sus primeras funciones. La cabaña puede albergar a 10 personas, y dispone de una sala de estar, cocina y cuartos de baño. También cuenta con una sauna con bañera a orillas del lago.

Pero son muchas más. Culture Holidays dispone de 4.000 cabañas y casas rurales catalogadas en Finlandia para todos los gustos y bolsillos. Con capacidad de 2 a 20 personas, la mayoría de los mokki están ubicados a orillas de lagos y tienen sauna privada. Las tarifas semanales oscilan entre 500 y 2.000 €, dependiendo de la temporada, del tamaño, la ubicación y la categoría de la cabaña.


Visit Finland