Público
Público

Cabecilla de las protestas dice que la crisis acabará antes del 5 de diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los cabecillas de la Alianza del Pueblo para la Democracia, Chamlong Srimuang, anunció hoy que la protesta que mantienen en los dos aeropuertos de Bangkok para pedir la dimisión del Gobierno acabará antes del cinco de diciembre, día del cumpleaños del rey Bhumibol Adulyadej de Tailandia.

Srimuang, ex gobernador de Bangkok y general del Ejército en la reserva, expresó su disposición para hablar con el primer ministro del país, Somchai Wongsawat, pero no en la ciudad de Chiang Mai porque está muy lejos, apuntó.

El gobernante trasladó temporalmente el jueves pasado la sede gubernamental a Chiang Mai, a unos 600 kilómetros al norte de la capital, plaza fuerte de su Partido del Poder del Pueblo y donde la Alianza cuenta con pocos apoyos.

Los dominios de la Alianza, que exige la dimisión en pleno del Ejecutivo desde mayo y que cuenta con el respaldo de la élite conservadora y de elementos del Ejército, están en Bangkok, donde controla el palacio de Gobierno desde el 26 de agosto y los dos aeropuertos de la capital desde mediados de semana.

El primer ministro declaró el 27 el estado de excepción en el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi, a unos 35 kilómetros al este de Bangkok y el principal del país, y en el viejo aeropuerto de Don Muang, a unos 30 kilómetros al norte de la capital.

La Policía, encargada de vaciar ambos aeródromos de los miles de manifestantes que se han protegido con barricadas y armas, como palos de golf y barras de hierro, comenzó el viernes a negociar una salida dialogada con la Alianza.

Unos 2.000 manifestantes obligaron hoy a retroceder a unos 150 policías que empezaron a montar controles cerca de Suvarnabhumi y, según versiones de testigos, retuvieron a un policía y golpearon a otros.

Los manifestantes lograron, después de media hora de conversaciones con los agentes del orden en un ambiente tenso, que los cuerpos de seguridad retrocediesen.

Más de 100.000 pasajeros han perdido sus vuelos en Bangkok desde que cerraron los dos aeropuertos y, según el ministro tailandés de Turismo, Weerasak Kowsurat, la cifra de personas que se habrá quedado sin vuelos se aproximará a 300.000 en las próximas 48 horas.

No obstante, las aerolíneas comerciales comenzaron el mismo jueves a devolver a sus países a los extranjeros a través de la base naval de U-Tapao, a unos 140 kilómetros al sureste de la capital o unas tres horas por carretera.