Público
Público

Los cabezas de serie del Mundial esperan evitar a Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La selección francesa de fútbol asumirá el papel de paria internacional en el sorteo del viernes para el Mundial de Sudáfrica 2010.

La decisión de la FIFA de no incluir al campeón del mundo de 1998 entre los cabezas de serie ha dejado a Francia como la selección a las que los ocho equipos que encabezarán los grupos quieren evitar.

Francia, que perdió la final del último Mundial ante Italia, adquirió una repentina notoriedad el mes pasado al clasificarse en el partido de vuelta de la repesca ante Irlanda, gracias a un gol que se produjo tras una flagrante mano del delantero Thierry Henry. Pero no podrían haber imaginado que serían cada vez más impopulares y la FIFA decidiría el miércoles no ubicarlos entre los preclasificados del sorteo.

Los ocho cabezas de serie serán Sudáfrica, el actual campeón, Italia, el monarca europeo España, Brasil, Argentina, Inglaterra, Alemania y Holanda.

El secretario general de la FIFA, Jérome Valcke, dijo en una rueda de prensa que los cabezas de serie se basaron en su clasificación mundial de octubre.

Ninguno de los países cabeza de serie quiere en su grupo a un rival peligroso como Francia, aunque Portugal, otro equipo fuerte que no está preclasificado, y Costa de Marfil, probablemente el mejor de los seis representantes de África, también están en la lista de los conjuntos que se espera evitar.

DEL BOSQUE, PRUDENTE

El seleccionador español, Vicente del Bosque, volvió a hacer gala de su prudencia y no quiso pronunciarse sobre quién preferiría para formar parte de su grupo "por respeto".

El salmantino lo único que quiso decir al llegar el jueves a Ciudad del Cabo fue que "lo que importa es llegar bien (al Mundial), estar en el mejor estado posible en todos los conceptos y tratar de aprovecharlo".

El presidente de la federación francesa, Jean-Pierre Escalettes, dijo que Francia no está decepcionada por no ser cabeza de serie en el certamen.

"No hay buenas o malas noticias, al igual que no hay sorteo bueno o malo", dijo. "En 2006, todo el mundo pensaba que había sido un sorteo fácil y tuvimos dificultades para pasar. (Pero) espero que no estemos en un 'grupo de la muerte'".

El sorteo comienza a las 17:00 GMT en el Centro de Convenciones Internacional de Ciudad del Cabo, y será retransmitido en directo a más de 200 países en una espectacular transmisión de 90 minutos de duración que será presentada por la actriz sudafricana Charlize Theron y por Valcke.

La retransmisión será acorde con la primera Copa del Mundo en África, con música, bailes y una serie de personalidades del deporte de este continente.

BOMBOS

La mayoría de los 32 seleccionadores también estarán presentes, salvo el argentino Diego Maradona, que se verá obligado a permanecer lejos del evento después de ser suspendido por la FIFA a raíz de los insultos contra periodistas tras la clasificación de su selección para el Mundial.

Sudáfrica estará en el Grupo A y que jugará su primer partido en el Soccer City de Johannesburgo el 11 de junio. Este mismo estadio será sede de la final del torneo el 11 de julio.

Sudáfrica tendrá un rival sudamericano que saldrá de Chile, Uruguay y Paraguay, ya que el local no se medirá con equipos de su continente en la primera ronda, mientras que Argentina y Brasil tampoco podrán cruzarse con rivales de la Conmebol.

Los preclasificados europeos estarán obligados a jugar con un rival de su mismo continente, pero la mecánica del sorteo previene que lo mismo le ocurra a Sudáfrica, Brasil y Argentina.

Además de los cabeza de serie, que estarán colocados en un bombo, los equipos serán dispuestos en otros tres recipientes para evitar que se enfrenten equipos del mismo continente .

El segunda bombo constará con equipos de Asia, CONCACAF y Oceanía (Australia, Honduras, Japón, México, Nueva Zelanda, Corea del Norte, Corea del Sur y Estados Unidos).

El tercero tendrá a los otros cinco países africanos y a los tres países restantes de América del Sur (Argelia, Camerún, Chile, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Paraguay y Uruguay).

El último se compone de los ocho equipos restantes de Europa (Dinamarca, Francia, Grecia, Portugal, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia y Suiza).

El jueves, un día antes del sorteo, el comité ejecutivo de la FIFA se reunió en Robben Island, donde Nelson Mandela, que posteriormente sería el primer presidente de raza negra de Sudáfrica y también el primero tras el apartheid, pasó 18 años en la cárcel.

Allí, la entidad decidió que el campeón del mundo reciba un premio de 30 millones de dólares (casi 20 millones de euros). El finalista se quedará con 24 millones de dólares.