Público
Público

Las cabras saudíes cotizan alto en los concursos de belleza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al principio eran camellos. Ahora Arabia Saudí ha celebrado su primer concurso de belleza de cabras.

Dueños de cabras de raza "nadji" de toda la región del Golfo se reunieron en Riad esta semana con la esperanza de ganar el premio de la cabra más hermosa para la categoría de macho y hembra, siguiendo el ejemplo de las lucrativas competiciones de camellos que se han extendido en los últimos años.

"La cabra nadji es un producto puro nacional como no hay otro en el mundo" dijo Sheij Faisal al Sadun, un destacado ganadero saudí que organiza la competición. "Se diferencian en belleza, forma y en lo llamativas que son".

Las cabras fueron "bautizadas" por el nombre de la región central de donde proceden, Najd, donde las cabras tienen una nariz con un gran caballete y un pelo de calidad lanudo, fino y sedoso. Para la competición, se les lava el pelo con un champú suave, según la página web oficial (www.al-nawader.com) que mostró a los ganadores.

La mayoría de las cabras del concurso fueron engendradas por un macho, Burgan (volcán), del establo de Sadun, y han sido exportadas a lo largo del Golfo por valor de millones de riales.

Burgan no estaba en la muestra del concurso por el temor de los dueños a que le echaran una maldición, pero eso no disuadió a la familia real de Qatar para hacer ofertas por ella, dijo el presentador a la audiencia.

Sadun vendió decenas de cabras de su establo por al menos 100.000 riales (unos 20.300 euros) cada una en el concurso, añadidos a otros 8 millones de riales que logró durante años con Burgan como semental.

"Este macho cabrío es diferente. Es histórico y ha contribuido al desarrollo de la cabra najdi", contó a Reuters, mientras algunos poetas recitaban odas en alabanza de las cabras a través de los altavoces.

El ganador en la categoría macho fue un hijo de Burgan, con un valor de 450.000 riales.

La reunión, en una finca a las afueras de Riad, dio a los criadores la oportunidad de vender pero Abu Ahmed, un ganadero de Emiratos Árabes Unidos, estaba decepcionado por que Sadun no considerara su oferta de 350.000 riales por un hijo de Burgan.

Sin embargo, los camellos siguen siendo el orgullo de los beduinos. Delicadas hembras o robustos machos se venden por más de un millón de riales y las carreras de camellos son populares en el Golfo.

(Información de Nael al-Shyoukhi; Traducido por Rocío Aguilar de la Redacción de Madrid; + 34 915858341; Madrid.online@thomsonreuters.com))