Público
Público

Una cadena de tiendas de moda despide a un modelo por comerse un croissant

Abercrombie & Fitch pone duras normas de alimentación y ejercicios a los maniquíes de su último catálogo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Abercrombie & Fitch ha echado mano del ahorro de costes en la producción de su último catálogo, según informa el New York Post. Las modelos femeninas han recibido unos 2.500 dólares y los hombres 1.500 por una semana de trabajo. Siete días en los que además de posar, fueron obligados a realizar duros ejercicios físicos y mantener una dieta muy estricta.

Tan estrictas eran las reglas de alimentación de los modelos durante el tiempo que fueron contratados por A&F, que el modelo masculino belga Florian Van Bael fue despedido supuestamente por comerse un croissant, algo que no estaba contemplado en su dieta.

Su agente apuntó al diario que el problema no era solo una cuestión de 'un croissant o un café', que se trataba de una total falta de respeto a los trabajadorse.

A&F ha tenido recientemente diferentes problemas con sus empleados, mientras sus ventas han caído en al pasado año un 23%. La cadena tuvo que pagar hace unos meses una multa de 1,05 millones dólares por 'violar las leyes federales de inmigración al no verificar adecuadamente que los empleados en sus tiendas de Michigan pudieran trabajar en EEUU', según WWD. Además, ha sido demandada por la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo por no contratar a una solicitante de empleo musulmana que llevaba un velo.