Público
Público

Cae un 25% el número de inmigrantes llegados en patera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi 5.000 inmigrantes ilegales menos entraron en España en embarcaciones durante 2008, según los datos proporcionados el lunes por el Ministerio del Interior, lo que supone un descenso del 25,6 por ciento.

Los inmigrantes ilegales que llegaron a las Islas Canarias pasaron de 12.478 en 2007 a 9.181 el año pasado, mientras que en Península y Baleares pasaron de 5.579 en 2007 a 4.243 en 2008.

"Las políticas que hemos puesto en marcha para evitar la salida de los inmigrantes de sus países de origen poco a poco van dando resultados", dijo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una rueda de prensa en el ministerio en la que presentó los datos.

Rubalcaba puso de relieve la diferencia de estas cifras con las registradas por otros países del sur de Europa, donde dijo que la tendencia es la contraria, es decir, de aumento en la llegada de "sin papeles".

"No solo hay que tener las fronteras protegidas y llevar a cabo repatriaciones, sino que es vital la cooperación de los países de origen", explicó. "Hay que evitar que los jóvenes salgan del país de origen".

La reducción es especialmente significativa en las Canarias, de un 71 por ciento si se compara con la avalancha que se produjo en 2006, cuando se alcanzó un récord de 31.678 ilegales. En Península y Baleares, la reducción es del 43,4 por ciento respecto a hace dos años.

donde ha habido un descenso continuo salvo un pico en 2003 -, mientras que en el caso de las Canarias se acerca a los de 2004. En estas islas el mínimo de los últimos seis años fue 2005, con 4.715.

Este balance positivo se extiende también a Ceuta y Melilla, donde se pasó de 1.553 en 2007 a 1.210 en 2008, lo que Rubalcaba achacó a la mejor cooperación marroquí.

Además destacó la extensión del sistema de vigilancia SIVE y el aumento de la participación europea, tanto de FRONTEX como en fondos.

CAEN LAS REPATRIACIONES

Como consecuencia de este descenso ha caído también el número de repatriaciones, que ha pasado de 55.938 en 2007 a 46.426 el año pasado, un 17 por ciento menos.

En este apartado se incluyen los cuatro conceptos que permite la Ley de Extranjería: retornos en aeropuertos, readmisiones en las fronteras terrestres, expulsiones administrativas y devoluciones, sobre todo mediante vuelos especiales.

Solo ha aumentado el número de expulsiones, y el ministro lo atribuyó a una mayor eficacia en la aplicación de la Ley de Extranjería, y no a un incremento de la presión policial sobre los inmigrantes que viven ilegalmente en España.

Rubalcaba no concretó el impacto que pueda tener la crisis económica en este descenso, pero indicó que "mi impresión es que en África la situación es tan mala que afecta poco", mientras que respecto a los que llegan de Iberoamérica sí puede haber una desincentivación, aunque no dio datos de las llegadas en aeropuertos.

En cuanto al fuerte descenso en los cupos de contratos ofrecidos por el Gobierno en los países de origen, el ministro señaló que la oferta está ajustada al mercado de trabajo. "Hay menos cupo porque hay menos empleo", dijo.

El año pasado, la salida de los cayucos se produjo fundamentalmente de Mauritania, Guinea Bissau y Conakry, y fue especialmente notable el descenso en la llegada de senegaleses y marroquíes.