Público
Público

Cae la confianza en el futuro de la economía

El 30,7% de los españoles cree que su situación económica personal irá a peor y uno de cada cuatro tiene problemas para llegar a fin de mes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mejoría en los indicadores macroeconómicos de los últimos meses no ha sido suficiente para compensar la avalancha de inquietantes augurios sobre la situación real de las finanzas del país, los anuncios de recortes presupuestarios, salariales y de derechos de los trabajadores, y la percepción de una cada vez más frágil paz social. Los resultados del último Publiscopio, realizado entre los pasados 10 de mayo y 2 de junio, no dejan lugar a dudas: la confianza de los españoles en la economía y su futuro está por los suelos.

Los que perciben la situación como muy mala y bastante mala suman hoy el 78%. Supone un alza de casi punto y medio sobre abril y cinco más que al comenzar el año. Lo que es peor, el creciente pesimismo de los españoles no sólo se apoya en la información que les llega, sino en su situación personal. Casi uno de cada cinco, el 19%, asegura que esta es muy o bastante mala, frente al 15,8% de enero. Y si entonces el 48% la calificaba de regular, hoy la cifra ya supera la mitad (51,6%). El porcentaje de los que dicen que su situación es bastante buena ha caído dos puntos en un mes, y siete desde enero, hasta el 28%.

Estos datos son congruentes con las respuestas de los españoles sobre la evolución de su situación económica en el último año, que muestran que muy pocos han notado los brotes verdes. Un 7,5% decía en enero que su situación ha mejorado en el último año y hoy, sólo un 8%. Pero, los que aseguran que han evolucionado a peor suman ahora el 44,5%, casi nueve puntos más que a principios de año. También son más los que tienen dificultades para llegar a fin de mes, uno de cada cuatro frente a uno de cada cinco en abril; mientras que cada vez son menos los españoles que consiguen ahorrar parte de sus ingresos mensuales, el 36,8% en mayo frente al 41% del pasado mes de abril.

A la vista de esta evolución en la percepción de la situación económica del país y de la suya propia, no es extraño que la confianza de los españoles en el futuro se haya desplomado en los últimos meses. En enero, un 15,2% de los encuestados esperaba estar en peores condiciones económicas dentro de un año, en abril ya era el 20,6%, y un mes después, en mayo, ha subido diez puntos de golpe: el 30,7% ya es pesimista sobre su futuro económico.


F.V.

La confianza en el mercado laboral empeora, aunque quienes tienen empleo esperan conservarlo. En abril, un 52,2% de los españoles estaba seguro de que en un año conservaría su trabajo; hoy piensa así el 54,5%. El 5,3% que estaba convencido de perderlo cae al 3%, y el 8,9% que lo veía probable baja hasta el 7,8%. Ante la pregunta de qué pasará si les despiden, la cosa cambia. El pesimismo no ha parado de crecer: en enero, el 43,2% de los empleados decía que si perdiese su puesto tendría mucha dificultad para emplearse; en abril subió al 48,1% y en mayo ya está en el 52,4%. Lo mismo ocurre entre los que luchan por conseguir un empleo: del 59,5% que en enero veía muy difícil encontrarlo, pasó al 69,1% en abril y al 71,6% en mayo.Los más jóvenes (18 a 29 años) son caso aparte. Son los más pesimistas entre quienes tienen empleo (el 6%, el doble que la media, cree que en un año no lo tendrá), pero también los más optimistas entre los que no lo tienen y lo buscan. Un 8% cree que le será fácil, frente al 2% de los que tienen de 30 a 44 años, y el 3% de los mayores de 45.