Público
Público

Cae ‘El Nene’, uno de los capos mundiales del hachís

El narcotraficante huyó hace cuatro meses de una cárcel de Marruecos y se ocultaba en Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

La Policía ha detenido en Ceuta a Mohamed Taieb Ahmed, alias El Nene, uno de los mayores traficantes de hachís del mundo. El delincuente huyó, hace cuatro meses, de la prisión de máxima seguridad de Kenitra, en Marruecos, donde cumplía una condena de ocho años por tráfico internacional de estupefacientes. Desde entonces, el prófugo se encontraba en paradero desconocido.

A finales del año pasado, las autoridades marroquíes tramitaron a través de INTERPOL una orden internacional de detención con el objetivo de dar con el paradero del preso, y pedir su extradición. El pasado martes, agentes de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta, en colaboración con el Grupo de Localización de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial, arrestaron a Mohamed Taieb.

Identidad falsa

En el momento del arresto circulaba en un coche de alta cilindrada propiedad de un hermano suyo por una calle de Ceuta, iba desarmado y con documentación falsa. Tampoco opuso resistencia. 'Sencillamente, no se lo esperaba', indicaron fuentes policiales a Europa Press.

Su identificación resultó algo complicada ya que el fugitivo, que tiene la doble nacionalidad marroquí y española, utilizaba varias identidades. Por eso, los agentes necesitaron un informe pericial con las impresiones dactilares del sospechoso. Y las huellas dieron la respuesta esperada: la persona retenida era Taieb.

Reclamado por evasión, corrupción y complicidad, El Nene se escapó de la justicia marroquí después de sobornar a varios funcionarios de prisiones. Su evasión sólo fue conocida una semana después, cuando una nota anónima denunció su fuga. Ya antes algunos trabajadores de la prisión de Kenitra alertaron del trato de favor que el reo recibía entre rejas.

La noticia provocó un gran revuelo en Marruecos. El Gobierno de Rabat apuntó a que el reo se encontraba en España y exigió su detención a las autoridades españolas. Tras varios meses de pesquisas, este narcotraficante capaz de grabarse a sí mismo transportando droga a bordo de una lancha por aguas del Estrecho y después colgar el video en Internet, vuelve de nuevo a los calabozos. Todavía se desconoce dónde ingresará en las próximas horas. El ministro del Interior marroquí, Chakib Benmoussa, felicitó ayer a la Policía.