Público
Público

Cae una organización que concertó más de 600 matrimonios de conveniencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que ha concertado más de 600 matrimonios de conveniencia entre ciudadanos nigerianos y españoles o comunitarios, en una operación en la que han sido detenidas 67 personas, varias en Palma, en cuya parroquia de Sant Francesc se celebraban las nupcias.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, de los arrestados en esta última fase de la operación, 15 son españoles y el resto nigerianos, entre ellos los dos máximos responsables de la red.

El grupo desarticulado era uno de los más activos en este tipo de delitos y había concertado matrimonios fraudulentos en numerosas provincias, como Alicante, Palma, León, Murcia, Canarias, Orense, Lugo, Ávila, Barcelona o Madrid.

La investigación se inició el pasado mes de junio, cuando la Policía detectó en Palma un considerable aumento en las presentaciones de solicitudes de residencia de nigerianos, que se acogían al Régimen Comunitario alegando estar casados con ciudadanos españoles o comunitarios.

Todos ellos habían celebrado sus matrimonios en la iglesia de Sant Francesc, de Palma, y presentaron un certificado falso del cursillo prematrimonial que se habría realizado en una iglesia de Alcalá de Henares (Madrid).

Los agentes localizaron en Alicante a una persona que participaba en la organización de estos enlaces, tras lo que fueron detenidos varios españoles y nigerianos relacionados con los hechos.

Posteriormente, fueron descubiertos en otras ciudades más matrimonios de este tipo que aportaban los mismos documentos falsos, como partidas de bautismo firmadas por un cura nigeriano, que en realidad no existía, y se practicaron nuevos arrestos en Ávila, Oviedo y Madrid.

La organización captaba a clientes nigerianos que se encontrasen en situación irregular o que quisieran entrar en España, a los que cobraban unos 15.000 euros, y, posteriormente, a españoles o ciudadanos de la UE que estuviesen dispuestos a casarse, a los que abonaban 3.000 euros.

La mayor parte del dinero, 12.000 euros, eran para la organización, que encargaba de pagar los gastos de las ceremonias, así como de la documentación.

En las ocasiones en las que los candidatos no deseaban ir a las iglesias, la organización buscaba otros que, a cambio de unos 300 euros, realizaban el matrimonio utilizando la documentación de los primeros, con lo que han sido localizadas personas que se habían casado en tres o cuatro ocasiones.

La organización se movía por toda España en busca de parroquias que exigieran menos requisitos y en localidades pequeñas donde el control era menor.

Una vez que se casaban, la organización pagaba hasta 500 euros si les facilitaban nuevos candidatos.

Desde junio han sido detenidas 15 personas en Palma de Mallorca, 4 en Alicante, 5 en Ávila, 4 en Madrid y 8 en Oviedo, además de los 18 arrestados en Alicante y Elche y otros 10 por estancia irregular.

La Policía Nacional ha realizado otra operación similar contra otro grupo de origen pakistaní, asentado en Valencia y que explotaba laboralmente a los compatriotas llegados a España, a los que intentaban regularizar casándoles con mujeres portuguesas.

En esta operación han sido detenidas 24 personas, 18 de ellas acusadas de diversos delitos relacionados con los derechos de los trabajadores y de los ciudadanos extranjeros, así como falsificación de documentos, y otros 6 por infracción a la Ley de Extranjería.

La organización usaba pasaportes falsificados de Sudáfrica, utilizando para ello terceros países como Suiza, Turquía o Emiratos Árabes.