Público
Público

Cae una red que introducía a ilegales y que operaba en Grecia, Suecia y España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a seis personas acusadas de falsificación de documentos e inmigración ilegal, entre ellos un ciudadano búlgaro responsable en España de una organización dedicada a traficar con personas y que operaba también en Grecia y en Suecia.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, los otros cinco arrestados son de origen iraquí, se encontraban en situación irregular en España y están acusados de falsificación de documentos.

Las autoridades policiales suecas el pasado mes de enero informaron a los agentes españoles de que durante el año pasado se habían dado cuarenta casos de ciudadanos iraquíes solicitantes de asilo, algunos de los cuales habían viajado desde España con pasaportes europeos falsos.

Además, en lo que va de año ya se han contabilizado otros diecisiete casos.

La Brigada Central de Falsedades Documentales es la encargada de instruir al personal de facturación de las compañías aéreas sobre la detección de documentos falsos y requisitos documentales requeridos a los pasajeros que trasladan a nuestro país.

Por ello, los agentes solicitaron de las compañías que volaban a Suecia que prestaran especial atención a los pasaportes europeos mostrados por los pasajeros en el momento de facturar.

Así, el pasado 13 de febrero una de estas compañías detectó a la hora de facturar un vuelo para Suecia en el aeropuerto de Barajas dos pasaportes británicos falsos mostrados por una pareja que parecían de nacionalidad iraquí.

Los pasajeros huyeron y cogieron un taxi que les condujo hasta el centro de Madrid, donde les esperaba el "pasador", la persona encargada de dar acogida a los inmigrantes en tránsito por España y proveerles de la documentación falsa necesaria para intentar salvar las fronteras de la Unión Europea.

Una vez detenido el individuo que les había facilitado la huida, R.M., los agentes realizaron un control de documentación en una pensión en la que fueron arrestadas cinco personas, entre las que se encontraba la pareja que había huido del aeropuerto de Barajas.

Los otros tres fueron arrestados como presuntos autores de los delitos de falsificación de documentos e infracción a la Ley de Extranjería, ya que se identificaron con pasaportes sirios falsos que además contenían permisos de residencia griegos también falsificados.

En el registro de la habitación de la pensión ocupada por R.M. la Policía encontró otros siete pasaportes falsificados de diferentes nacionalidades: uno de Canadá, uno de Bulgaria, cuatro de Siria, y uno de Portugal.

Además, los agentes localizaron documentación suficiente para comprobar que éste formaba parte de una organización dedicada al tráfico de personas, principalmente iraquíes, que tenían su entrada en el espacio Schengen a través de Grecia y su fin en Suecia, pasando por España.