Público
Público

Caen las acciones de Desire Petroleum tras hallar solo agua en las Malvinas

La empresa ha admitido que el supuesto yacimiento, por el que subieron sus títulos un 30%, sólo contenía agua. Sus pérdidas son del 50%.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las acciones de la compañía británica Desire Petroleum cayeron hoy casi un 50 % en la Bolsa de Londres después de que admitiese que un supuesto yacimiento de petróleo cerca de las Malvinas sólo contenía agua.

El pasado jueves, se produjo una fuerte demanda inversora que hizo subir los títulos un 30 % después de que la empresa anunciase haber descubierto petróleo en el pozo de Rachel North, en la cuenca de las Malvinas del Norte.

Pero el sueño de hacer rápidamente fortuna se convirtió en expresiones de furia de los inversores esta mañana cuando la empresa tuvo que reconocer que el pozo en cuestión no contenía más que agua.

Las acciones se depreciaron hoy en un 46 % después de que Desire Petroleum revelase que la muestra en la que basó sus esperanzas iniciales era 'muy distinta' del principal depósito del pozo de Rachel North. 'Algunos inversores están que echan humo', dijo un agente de Bolsa.

Según Desire, un pozo más profundo podría contener petróleo, aunque de peor calidad, y se procederá a recoger datos definitivos antes de abandonarlo definitivamente. El presidente de la compañía británica, Stephen Hipps, dijo que a pesar del revés sufrido, se cree que en la parte oriental de la cuenca de las Malvinas del Norte podrían hacerse aún descubrimientos.

Los dos pozos perforados le han costado a la empresa unos 20 millones de libras (31,3 millones de euros) cada uno y ahora piensa llevar sus prospecciones a la zona de Dawn/Jacinta, en el extremo sur de la cuenca.

Este nuevo revés de Desire coincide con la publicación por Wikileaks de cables diplomáticos según los cuales las prospecciones en las Malvinas no son comerciales.

Algunos analistas creen que esas aguas reclamadas por Argentina podrían contener hasta dos mil millones de barriles, pero el presidente de ExxonMobil, Brad Corson, dijo a funcionarios de EEUU que no creía que fuesen rentables.

La revelación supone un fuerte revés económico para el presidente de la compañía y su hermana, Anna Neve, ya que entre ambos son propietarios de un 19,6 % del capital.

Desire confiaba en lograr el segundo descubrimiento en la zona este año después del de Sea Lion por Rockhopper, cuyas reservas recuperables se calculan en unos 242 millones de barriles.