Público
Público

Una caída sin defensa

El conjunto azulgrana ha encajado quince goles en los últimos diez partidos y el Real Madrid, tan sólo dos. Guardiola insta a Messi a buscar más a sus compañeros tras los últimos marcaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más allá de los resultados, que así lo confirman, el Barcelona de los últimos cuatro partidos poco tiene que ver con el que deslumbró a media Europa al inicio del campeonato: en febrero, el conjunto azulgrana sólo ha ganado un encuentro contra el Sporting y en las diez últimas jornadas de Liga el Madrid le ha recortado ocho puntos en la tabla. Los blancos salieron del Camp Nou a doce del Barça y ahora están a cuatro.

'El equipo paga el desgaste físico y mental de una temporada en que hemos jugado muchos partidos de máximo nivel', apuntó ayer Xavi. Un desgaste que ha provocado, por un lado, el debilitamiento de la presión defensiva que los tres delanteros del equipo de Pep Guardiola ejercían sobre la zaga rival. Y, por otro, que el Barça conceda más goles.

Hasta el partido ante el Betis, Messi, Etoo y Henry formaban la tripleta de atacantes de la Liga que más balones recuperaba. El domingo, ante el Atlético de Madrid , Etoo no robó ni una sola pelota. Tampoco contra el Espanyol. Y sí recuperó dos en el Villamarín.

'En nuestro análisis diario vemos que el aspecto ofensivo está funcionando, lo que está fallando es el aspecto defensivo', admitió anoche el secretario técnico del Barcelona, Txiki Begiristain, a Catalunya Ràdio. 'Nuestro sistema de juego se basa en la solidez defensiva y hay que recuperar aspectos como la presión arriba', reconoció Txiki.

Con una delantera que no muerde, los jugadores rivales llegan a medio campo y al área de Valdés con muchas más opciones. Si a eso se añade los fallos individuales del guardameta la cesión a De la Peña contra el Espanyol, la mala colocación en el tanto del Olympique y la estatua ante Forlán y algún que otro error clamoroso de los zagueros como el de Márquez ante el Kun o en la marca de las jugadas de estrategia frente al Betis resulta que el Barcelona ha encajado quince goles en las últimas diez jornadas. El Madrid, tan sólo dos, una registro excepcional.

Correcciones en ataque

Cuando se habla de 'bache', Guardiola puntualiza: 'Contra el Betis chutamos a portería 14 veces en el segundo tiempo; ante el Espanyol, jugamos muchos minutos con diez por la expulsión de Keita'. Tiene razón en el técnico en que en esos dos partidos el Barça creó muchísimas oportunidades (26 en Sevilla y 20 en el derbi). He ahí otra diferencia con los primeros partidos del campeonato, el descenso de la efectividad en el remate.

En Lyon y Madrid tampoco en eso estuvo fino el conjunto azulgrana: 12 chuts en ambos encuentros, muy por debajo de los números a los que se había acostumbrado el Barcelona, habitualmente por encima de los 20 remates por partido. En este sentido, Begiristain se refirió al juego de Messi: 'Tenemos que trabajar con él la capacidad de ver qué compañero queda libre cuando a él le marcan cuatro, que es lo que está pasando', apuntó.

Pep tampoco ha dado con el camino para corregir estos últimos partidos. Frente al Betis cambió de planes con Etoo al que quería enviar a la banda ante la insistencia del camerunés, que luego marcó dos goles. Ante el Espanyol, probó a la desesperada con Sergio Busquets de delantero, cosa que no funcionó en el primer equipo. En Lyon y contra el Atleti sólo hizo un cambio. En el Calderón, Etoo sí acabó jugando en la banda tras ceder el centro a Messi. Las bajas y el adiós a las rotaciones, como mínimo en punta, también han dejado en evidencia la poca confianza en futbolistas como Hleb o Bojan, que parecen reservados para la Copa.